Camino por el costado del Riachuelo mientras dos golondrinas recién arribadas beben del espejo de agua marrón, y yo repaso las casi cuatro horas de una sesión que , ahora comprendo, ha servido como broche final de este “CÓMO SON LAS COSAS” que me viene persiguiendo desde hace unos días.

Para las golondrinas el mundo “ES” …
Y además es simple.

Volar,
comer,
beber,
cortejarse,
anidar,
criar,
emigrar… volando.

O al menos hasta donde mi imaginación alcanza es así.
Y mi imaginario está construido con las ideas de los biólogos, las teorías de los ornitólogos, las enseñanzas de mis maestras, los cuentos de niña, y las teorías de algún abuelo fanático de las aves de esos que nunca faltan.

Pero, bien pensado… EN VERDAD… no tengo modo de saber si “ES ASÍ” para las golondrinas, porque no puedo chequearlo directamente con ellas.
Así que, tal vez, la vida de las golondrinas “sea” simple, porque mi idea de su vida es que es simple.

Por fortuna eso no pasa con los Seres Humanos…
Porque no pasa no?
Digo, no debería, porque frente a una persona siempre tengo la posibilidad de preguntarle directamente

  • Cómo Es?
  • Cómo es su vida?
  • Cómo se siente?
  • Por qué hace lo que hace?
  • Y si soy algo aguda hasta puedo preguntarle
  • Para Qué lo hace?

Ahora bien:

Si lo que tengo,no lo tengo porque me lo encuentro atrás de un árbol, sino porque me lo prodigo: “TENER” esta posibilidad está en relación directa con el “Aprehenderla” y el “aprehenderla” estará indefectiblemente en relación directa con Permitírmela o Aprenderla si es que no la sé (o no sé que la sé).

Así que la tengo, si es que la tengo, porque me permito tenerla, y me permito tenerla, porque elijo permitirme tenerla.
Entonces: Si no la uso es porque no la elijo.

Me maree…Qué tenía?
Ah sí!!!
La posibilidad de chequear el mundo del otro directamente con el otro, y no de construirlo en mi mente y después golpearlo por los costaditos hasta que encaje.

Sin embargo, más de una vez elegimos “SABER” cómo es el otro, porque así “el otro” se convierte en una variable medible, estandarizarle, tipificarle y por lo tanta calculable con máxima seguridad… como los datos relevantes que calculan los algoritmos de Google para darnos lo que nosotros queremos y no otra cosa…

ESO!! …COMO UNA COSA.

Hace como un párrafo y medio que dejé mi cómodo banco junto al río después de recorrerlo a mis anchas y me vine a tomar el colectivo.
Porque YO SOY una persona responsable que tiene que volver a casa. No sé si tengo algo que hacer allá…pero TENGO QUE volver porque YO SOY responsable.

YO SOY
TÚ ERES
EL ES
NOSOTROS nos embarramos en pre-juicios y nos ensuciamos de ideas propias proyectadas en el otro, e ideas ajenas proyectadas en nosotros

Y SIENDO “LO QUE SOMOS” nos convertimos en todo… que es como convertirse en nada y acabar siendo:

Unos embarrados en roles y máscaras que no reconocen sus mutuas identidades,
porque estamos muy ocupados…embarrándolas.

No me gusta controlar en tiempo en una sesión, me molesta, me remite a la monedita perforada de la antigua Roma y a la que hace… bueno lo que hacían…. esperando el “clock”. (* Ver Nota)
Esta costumbre me quita a veces datos formales, pero estoy casi segura de que al menos durante dos horas y media escuché una disertación impecable de “COMO SOY YO” y “COMO ES ELLA” y cuando terminó la descripción el espacio de los “SERES” era tan chiquito que había que hacer maniobras extraterrestres para moverse sin salirse de los cánones…así que no me extrañó cuando observé en cuántos casos preferían no moverse… SEGUIR SIENDO ASÍ.

Y como “Si tú lo has pensado y tú lo has creído, tú lo has creado” estos “SER ASÍ” que definían compartimientos tan estancos y tan rígidos (completamente inventados y limitantes) eran autosustentables, es decir, que ante la imposibilidad de sus “habitantes” de poder moverse para “SER” distintos, acababan transformándose en lo que se había creado mutuamente.

Te resulto complicado leerlo?… y sin embargo resulta de lo más fácil vivirlo

(“FÁCIL” dije “FÁCIL” no dije “SIMPLE” lo verdaderamente simple rara vez es fácil).

No era el motivo principal del encuentro así que yo surfee algunas incongruencias y algunas incoherencias, pero como “SOY COMO SOY” me terminaron saltando algunas térmicas…
Como esta de recién:
45 años después, todavía me sigo creyendo que “SOY COMO SOY” cuando ya me he transformado tantas, pero tantas veces, que escasamente me reconozco en el espejo
(bueno, sí, exagero, pero es una buena excusa para no usarlo ya  😉 )

En Coaching se habla del “ESTAR SIENDO” como el modo de definir un recorte en el devenir , en un “espacio” más amplio que permite múltiples “maniobras” para el Rediseño y Cambio.
Yo lo llamé siempre “ESTAR EN CAMINO” me recorro hacia adentro a cada paso en mi vida en busca de la mejor versión de mi misma, en función de mi ideal, sabiendo que tal vez no lo alcance nunca, y no importa, porque estar un poco menos lejos es estar mucho más cerca.

Cuando yo le digo al otro “COMO ES” cuando me digo a mi misma “COMO SOY”, defino también por extensión lo que “NO ES “y “NO SOY”. Y “LO QUE NO PUEDE SER” ni “PUEDO SER”, y entonces:

  • Cierro posibilidades
  • Mutilo sueños
  • Alejo voluntades
  • Y me pierdo de todo lo que “PUEDE SER”.

Lo peor, es que pongo y me pongo en la diyuntiva de elegir un esfuerzo titánico por “DEJAR DE SER” o abandonar toda aspiración de rediseño porque total (Según el principio Cartesiano de que las cosas no pueden ser y no ser al mismo tiempo) “YO NO PUEDO SER MÁS QUE LO QUE YA SOY” así que para intentarlo …

Zona de Confort que le dicen.

Y “por favor corriéndose al interior del colectivo que en el fondo somos cómodos” (adaptación de una frase típica de los choferes de colectivos de hace unos 20 años atras…)

O vagos,
o apáticos,
o complacientes…
elegí la que te guste, todos los recorridos terminan, exactamente, EN EL MISMO LUGAR:
EL LUGAR MISMO

El colectivo nunca llegó porque había una manifestación en la Plaza de Mayo a causa de que alguien subía o algo se derrumbaba…no me quedó muy claro, pero me daba igual..

Algunas cosas “SON COMO SON” porque son fuera de mí y entonces yo sólo puedo elegir “COMO ESTAR SIENDO” frente a las cosas y no que las cosas SEAN LO QUE NO SON.
Este es el principio de la Genuina Aceptación, no hago foco en el otro ni en lo otro, hago foco en mí, frente a lo otro o al otro.

Así que al mal tiempo paraguas, y yo encaro la subida dela Avenida Corrientes con una sonrisa, a pesar de que “YO NO SOY DE LAS QUE CAMINAN” …

Pero ayer hice casi 65 cuadras sólo por placer y hoy recorrí la avenida del río dos veces ida vuelta. Demostrando que si me dejo fluir en vez de encasillarme acabo siendo una que ni me imagino…y que, generalmente, me gusta más.

Entonces elijo dejarme sorprender por todo lo que puedo Ser, y así se me hace simple dejar que el otro me sorprenda con lo que puede Ser.
(Lo agradable o no de la sorpresa es harina de otro costal, pero la verdad siempre es buena, porque me da espacio para decidir)

En concreto, la cosa es que, si nos “permitimos” estamos en permanente cambio, en permanente mutación, en permanente transformación, que aquel que fuimos antes de empezar a leer esto ahora es distinto, se está haciendo preguntas, se está imaginando cosas, se está observando desde otro lugar…

El Maravilloso Tiziano Terzani en una de sus charlas dijo:

“Sabes, yo entiendo que parezca detenido, mírame, estoy aquí en una pequeña habitación de madera, en medio de todas estas cosas que son divertidas para mí, y uno podría preguntarse:
– Pero cómo, este es el periodista que ha contado del comunismo en China, que ha contado las guerras? se ha vuelto loco?-
“Se le ha hecho agua el cerebro” habría dicho mi madre-
Verás, hay dos cosas, por un lado no soy más aquel, el tiempo pasa, el hombre que entra…el hombre que se ha levantado esta mañana aquí no es más el hombre que ahora te está hablando, porque estas dos horas que he pasado escuchando los pájaros, me han cambiado.”
(Si querés leerlo completo: TIZIANO TERZANI)

Yo soy , y sos y somos miles en uno , capaces de abarcar todos los aspectos de lo humano
“Humano soy y nada de lo humano me es ajeno” le hacía decir Terencio a uno de sus personajes hace 2.000 años, y somos además un universo de posibilidades que es tan grande como abarque la mirada de nuestro observador, la confianza en nuestro poder y el compromiso con nosotros mismos.

Así… 3 horas después del final de mi sesión, Yo “Estoy Siendo” la que se sienta en un bar de ensueño que se llama el Gato Negro, y toma una limonada con jengibre que no le gusta a casi nadie, pero a mí me arranca una sonrisa de gozo, y mira a través de la vidriera como “están siendo” aquellos que caminan creyendo que “son”.

Pero sobre todo, estoy siendo la que elije vaciarse de todo lo que “ES”, porque así, cuando llegue a casa, mi taza de aprendiz estará lo suficientemente vacía para llenarla de un Earl Grey perfumado de bergamota y cariño que acaban de regalarme y seré otra, completamente distinta, y, gracias a esta sesión, definitivamente mejor.

TE DESEO QUE ESTÉS SIENDO
SIEMPRE EN PROCESO
AL ENCUENTRO DE TU MEJOR VERSIÓN
Y QUE NUNCA PERMITAS QUE TEE FALTE EL ESPACIO.

Un abrazo inmenso a mis maestros de esta tarde, catalizadores de esta reflexión:

Maria Teresa , Marcos e IGNACIO 

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.