PSICO-ACTIVOS
Su extrema difusibilidad, la sutileza de su acción, su rapidez y potencia de efecto, la extensión del campo terapéutico controlado y, sobre todo, sus acciones energéticas,electromagnéticas y vibratorias son otros tantos parámetros activos. Actúan siempre optimizando, armonizan, potencian, mitigan, activan de acuerdo a la mejor proporción par el individuo.

 COMPLEJOS
Molecularmente (químicamente) un Aceite Esencial puede contener entre 50 y 250 (en algunas fuentes más) sustancias diferentes, las sustancias más comunes en los aceites esenciales son los Terpenos Hay tres clases de terpenos en los aceites esenciales:

  • Fenilpropanoides (también conocidos como hermiterpenos): crean condiciones poco favorables para bacterias, virus y hongos. Se encuentran en los clavos (90%), casia (80%), albaca (75%), canela (73%), orégano (60%), anís (50%) y menta (25%). Lo más importante es que los fenilpropanoides limpian los sitios receptores de las células. Si éstos no están limpios, las células no se pueden comunicar entre sí y causan mal funcionamiento del cuerpo, resultando en enfermedad.
  • Monoterpenos: se encuentran en la mayoría de los aceites esenciales. Mientras que ofrecen una gran variedad de propiedades curativas, la habilidad más importante de los monoterpenos es que pueden reprogramar información mal codificada dentro de la memoria celular. Cuando el código del ADN]
  • Sesquiterpenos: Se encuentran en la madera del cedro (98%), vetiver (97%), nardo (93%), sándalo (aloes) 90%, pimienta negra (74%), pachulí (71%), mirra (62%), jengibre (59%), e incienso (8%), estas moléculas llevan oxígeno a los tejidos. Es muy difícil que un virus, bacteria, o inclusive el cáncer sobrevivan un medio oxigenado. Los sesquiterpenos también pueden borrar o desprogramar secuencias de ADN mal codificadas.


CONCENTRADOS
La sustancia, químicamente, pura por su contenido de las moléculas compuestas aromáticas en el propio disolvente, son como mínimo 200 veces más fuertes (sin contar los absolutos) que la planta fresca o la hierba seca, por lo que basta una reducida cantidad para obtener los mejores resultados terapéuticos.

 CONSTANTES
Tienen siempre los mismos efectos terapéuticos esperados Sus resultados siempre constantes y no aminoran con el tiempo. Hay que respetar a toda costa las dosis aconsejadas para las indicaciones de los casos patológicos dados o las indicaciones preventivas aconsejadas. Unas dosis suaves durante curas con un cambio y un ajuste juicioso de los aceites Esenciales a lo largo del tratamiento dan siempre buenos resultados terapéuticos.

 ELECTIVOS
Un fenómeno único en el terreno de la terapia natural: ¡un Aceite Esencial aplicado en un lugar cualquiera del cuerpo es atraído por la parte del cuerpo, el órgano momentáneamente deficiente o la función debilitada!… Esta posibilidad excepcional de ser algo así como “imantado” es propiedad exclusiva del Aceite Esencial.

 EUBIÓTICAS
Favorecen la vida. Los Aceites Esenciales no actúan directamente sobre las células del tejido infectado sino sobre el microorganismo patógeno, actuando sobre su metabolismo o sobre sus membranas plasmáticas e inhibiendo así las funciones que le permiten continuar con la vida.

 ACTIVOS FISICOQUÍMICAMENTE
(
Estimulación catalítica enzimática) Los Aceites Esenciales de alta calidad presentan pH cercanos a 5 (máximo 5,8) son ellos soluciones ácidas, (se mide una escala de 0 a 114, si el pH es igual a 7, la solución es neutro, inferior a 7 es ácido y superiora 7 es alcalina). Se advierten asombrosos resultados en todas las enfermedades tratadas con Aceites Esenciales cuando el pH de la sangre es alcalino (pH superior a 7), el rH2 corresponde a una solución oxidante y la resistividad es débil…
El factor pH (Potencial Hidrogeno) mide la concentración de H+ en una solución. El pH ácido de Aceites Esenciales explica en parte las propiedades bactericidas, fungicidas y viricidas (antiviral).

Reequilibrio de los cordones bioeléctricos de los líquidos orgánicos (rH2, resistividad) – el factor rH2 (Poder de óxido reducción (Poder reductor)) mide el grado de electrolización y poder de polarización de una solución. Se mide de 0 a 42, rH2 = 28 es neutro, significa equilibrio entre hidrógeno (H2) y Oxigeno (O2), rH2 inferiores a 28, la solución es reductora o negativa eléctricamente, rH2 superior a 28, la solución es oxidante o positiva eléctricamente. La mayoría de los Aceites Esenciales presentan rH2 vecino a15 (máximo 24), constituyen soluciones reductoras. Un rH2 sanguíneo normal se debe situar en 22 (favorece la acción contra los virus). Hay algunas excepciones como la Menta piperita que es oxidante.

El factor R es resistencia de una solución al pasaje de corriente eléctrica. Esta propiedad se mide en Ohms. Los Aceites Esenciales tienen alta resistividad (1000 Ohms), dependiendo este valor de calidad y tipo de Aceite Esencial. La resistividad excepcional que presentan los Aceites Esenciales hace que sean eficientes en la lucha contra los agentes infecciosos y las toxinas. Estas medidas sirven para verificar la calidad, alteración o falsificación de un Aceite Esencial.

 FRAGANTES
Los Aceites Esenciales tienen su propio olor inconfundible (como todas las plantas, los animales, las personas, los minerales, etc.) aun cuando a veces sólo puedan percibirlo y diferenciarlo quienes poseen un olfato muy refinado. No es casual que cada uno de nosotros tenga su perfume favorito mientras que otros nos son indiferentes o incluso aún nos desagradan, porque cada Aceite Esencial posee un marcado carácter propio. Masculino-femenino, frío-calor, dulce-amargo, ácido-alcalino, son algunos de los opuestos complementarios que cada uno de ellos sintetiza en una combinación única.

Al difundir nuestra preferencia aromática estamos completando o reforzando intuitivamente los aspectos debilitados de nuestro ser. Los olores agradables siempre se han asociado con el bienestar, con la armonía la alegría de vivir.
En cuanto nos llega a la nariz cualquier olor agradable, de forma automática inspiramos más profundamente, inundamos nuestros pulmones de ese aire vivificador preñado de aromas, y nos sentimos estimulados (excitados, vigorizados, concentrados, etc.) o relajados (calmados, tranquilizados, contentos, etc.)

Algunos Aceites Esenciales como por ejemplo, el Ajo, el Perejil, la Zanahoria, la Artemisa, la Cebolla, tienen sus numerosas propiedades, pero en Aromaterapia poco “utilizables” por su olor muy especial, difícil conseguirlos, valor (caros), etc.

 SINTONIZADORES ENERGÉTICOS
“Abren”, “limpian” (equilibran y armonizan, desbloquean…) los chakras y canales energéticos. Los aceites Esenciales actúan en todos niveles de nuestro cuerpo: el físico, que curan directamente, el mental, que reequilibran y el espiritual, que armonizan, también, modifican la dimensión áurica, que la simbología cristiana visualizó en la célebre aureola luminosa que corona la cabeza de los santos Estos niveles están conectados a la altura del hara, en un punto que las diferentes tradiciones no sitúan exactamente en el mismo sitio, pero que se encuentra entre plexo solar y el ombligo.

Cuando absorbemos un Aceite Esencial, independientemente del modo que sea (inhalaciones, fricciones, masajes, baños, etc., o tragando), sabemos que en el plazo de veinte minutos se difundirá en la sangre y la linfa, en la Universidad de California de Los Ángeles, desde hace más de veinte años el profesor Valeri Hunt trabaja en la preparación de un sistema de cámara que filme, en color, las modificaciones del aura en función de un producto que el sujeto tiene en la mano.

Sus estudios actuales prueban ya que el aura se modifica cuando el sujeto está en contacto con un Aceite Esencial. Capaces de cruzar la barrera cutánea, oligoelementos y Aceites Esenciales parece ser los dos únicos productos de farmacopea conocidos que pueden modificar los colores y la intensidad del aura.
Esta modificación muestra que el organismo tiene una capacidad más o menos importante para reaccionar ante la enfermedad. La acción de los Aceites Esenciales tiene una incidencia importante en todos nuestros comportamientos, y puede incluso engendrar cierta abertura mental, una sensación de pertenencia a un “todo”, y estimular la búsqueda de sí favoreciendo una plenitud con el Universo…

 POLIACTIVOS
Los Aceites Esenciales actúan sobre los diferentes centros nerviosos, los mismos pueden ser suministrados por tres vías: EXTERNA, INTERNA y AÉREA Son sustancias muy versátiles: son a la vez medicina y fragancia, contribuyen a sanar las más severas enfermedades físicas y, al mismo tiempo, pueden llegar a las profundidades de nuestra alma (actúan sobre todos niveles de nuestro cuerpo – físico, psíquico, mental, emocional, espiritual…).En cuanto a un Aceite Esencial, actúa sobre múltiples procesos orgánicos (calma dolores, relaja los músculos, favorece la circulación sanguínea, combate la inflamación, baja la presión arterial, libera toxinas, etc., etc.), y en el estado pico-emocional y espiritual consigue un efecto tónico, estimulante, refrescante o sedante, tranquilizante, etc. (el Aceite Esencial de Naranja produce una sensación estimulante y, al mismo tiempo, hace que las personas resientan relajadas y con un intenso sentimiento de independencia y libertad…).

 REVITALIZANTES
Soportes de energía vital, reforzantes dela energía bioeléctrica (la energía natural que se crea en nuestro cuerpo perla contracción muscular…), que fortalecen todos los funcionamientos corporales mentales (en nivel celular y molecular) – psíquicas, emocionales y espirituales del organismo, renovando las energías vitales…

 REGULADORES
Del sistema nervioso central, del sistema inmunológico y del sistema hormonal, del sistema de producción de neurotransmisores La estructura molecular bioquímica de muchos Aceites Esenciales es muy similar a las hormonas humanas.

 SINÉRGICOS
La sinergia es la asociación de varios factores cuya acción coordinada concurre a un mismo final. El potencial terapéutico de todo producto se ve reforzado por la sinergia. Los Aceites Esenciales empleados en sinergia crean, pues, un producto “nuevo” de propiedades diferentes, incluso decuplicadas, y para el que las posibilidades terapéuticas resultan mejores, más selectivas y más eficaces Las apropiadas mezclas de Aceites Esenciales en sinergia aumentan sus efectos benéficos con respeto a una indicación precisa. Para resumir, la sinergia equivaldría a establecer que uno más uno es tres.

 VOLÁTILES
Se evaporan, se desaparecen en poco tiempo… La volatilidad es la velocidad con la que se evaporan los Aceites Esenciales (tienen distintos índices de evaporación) una vez expuestas al aire. Algunos son muy ligeros y volátiles, otros son más pesados y más lentos (muy importante saber cuándo se mezclan los Aceites Esenciales) …

 VIBRATORIOS
Por inducción (como en un sistema eléctrico) la acción “vibratoria” de cada Aceite Esencial relanza las vibraciones internas, revitaliza y refuerza (como empujándolas) el conjunto de células que constituyen el cuerpo humano…

 RESPONDEN AL EFECTO DE PLATTEAU:
El efecto de Platteau (por el nombre de la persona que lo señaló) es la respuesta fisiológica a una medicación dada con dosis precisas que aportan resultados proporcionales hasta un umbral definido.
Cuando se supera la dosis prescrita o se prolonga demasiado el tratamiento, los resultados hasta entonces proporcionales pueden invertirse (el Aceite Esencial de Mejorana es calmante y tranquilizante como propiedad principal, pero, en dosis muy alta, se vuelve estimulante y tonificante) Hay que insistir en la importancia de las dosis suaves, curas (tratamientos por tiempo, por técnicas y métodos) adecuadas y Aceites Esenciales diferentes en un mismo tratamiento. Los Aceites Esenciales combaten rápidamente la dolencia y, al mismo tiempo, modifican el terreno.

Enterate de las posibilidades que te ofrece el curso en 3 Niveles de

Aromaterapia Profesional a Distancia.

Una herramienta que te capacita para ser un genuino
Consultor Aromaterapéutico, estudiando cuando quieras, como quieras.

Incluye probadas Fórmulas Magistrales.