EL HÁBITO SÍ HACE AL MONJE (y viceversa)

Cada día de nuestras vidas, nos movemos en una serie de automatismos completamente transparentes que hemos ido creando (a instancias de quienes nos acompañaron durante el crecimiento y de nosotros mismos) durante toda nuestra vida.
Van des de la simplicidad del modo en que nos cepillamos los dientes hasta la manera en que damos y recibimos el amor.

ATENDEME !!

En cada intento de “estandarizar” la interrelación humana surge inevitablemente el tema de la Atención. Si se debe atender o no, si debe darse una atención total o parcial, si los niños deben ser atendidos en cada reclamo de atención o deben ser sometidos a dosis administradas de frustración. 

VOCABULARIO VS LOGOS

Algunas veces han dicho que escribo bien…yo sostengo que, desde lo literario, BIEN es un término muy grande para lo que yo hago. Me animo simplemente a decir que escribo con prolijidad y que, en tanto sale de mis vísceras, como todo lo que hago, escribo con identidad.
Y hago esta introducción porque hoy me voy dedicar a reflexionar sobre un tipo que de verdad…pero de verdad, ESCRIBE BIEN.

¡NO VOY A TRABAJAR NUNCA MÁS!!!

“Algo malo debe tener el trabajo,
sino los ricos ya lo hubieran acaparado”
Cantinflas

1° de Mayo, día internacional del Trabajo, y se me ocurrió indagar un poco en la raíces y los sentidos de un término con el que las sociedades siempre parecen estar en franco antagonismo con a pesar de ser tan simple y tan complejo al mismo tiempo.

Personalmente sostengo que es importante definir claramente en nuestra mente el Sentido de los actos, y este incluye la comprensión exacta del “Desde dónde” hago lo que hago. Y a veces parte de esos “Desde Dónde” tienen raíces (desconocidas pero presentes para nosotros en lo recóndito de nuestras mentes) en la etimología misma de la palabra.

Es interesante y a la vez significativo que la palabra “TRABAJO provenga del latín tripaliare.  Tripaliare viene de tripalium (tres palos).

En la Antigua Roma, donde los esclavos que no obedecían las órdenes eran castigados mediante el sistema que se llamaba trabajo-tripalium.pngtripalium, es decir, de los tres palos y que consistía en un yugo hecho con tres (tri) palos (palus) como en un cepo, en los cuales amarraban a los esclavos para azotarlos. De allí surgió la palabra tripaliare que significaba “sufrir el tormento de los tres palos”.
Es decir que ya en sus raíces “tripaliare” era sinónimo de sufrimiento. La castellanización data de la Edad Media, del latín tripaliare (padecer el tormento de los tres palos) se pasó al castellano trevallar (tres vallas o tres estacas) y ahí se pasó a treballar y luego a trabajar.

O dicho de otro nodo, cada vez que nosotros “Trabajamos” rememoramos el significado de ser, ya ni siquiera el esclavo, sino aquel de los esclavos que, incapaz de hacer lo que debe hacer correctamente según el juicio de un “Amo”, hace lo que hace y está donde está, como un castigo a su incompetencia.
Probablemente en el afán siempre imperialista del catolicismo (que tuvo su apogeo brutal justamente en la Edad Media), la castellanización haya sido un modo de marcar la humildad como sinónimo de sometimiento, autodesprecio, y otras yerbas.
Ya perdido en el tiempo se naturalizo como la actividad dignificante del hombre.

Uno de los tantos horrores lingüísticos, que hacen que yo ame tanto las etimologías, porque, ya que CREAMOS NO SABERLO, estos ecos del logo primigenio se expanden por nuestra mente inconsciente desde la mente universal que todo lo sabe, condicionando el significado al significante.

¿Y entonces?…

Las raíces etimológicas no tienen clasificación moral, no las hay buenas y malas. Al igual que a nuestras acciones cotidianas, se vuelve más efectivo clasificarlas en eficientes o no eficientes para construir el contexto lingüístico que nos condicione de mejor modo para la vida que elegimos vivir.

Mucho mejor que un “TRABAJO” entonces, será una “OCUPACIÓN” palabra que viene del latín “ocupatio” y significa “acción y efecto de llenar de forma que nadie más pueda hacerlo, lo que uno llena su tiempo, para ganarse la vida”. Sus componentes léxicos son: el prefijo ob- (contra, al frente), capere (tomar, agarrar, capturar), más el sufijo -ción (acción y efecto).
O si lo preferís, una “LABOR” que proviene del francés antiguo “labeur” y cuya raíz indoeuropea Labh/Lëb significa asir, aferrar en referencia a algo que se desea y en lo que se pone el empeño.
Es decir que una LABOR podría definirse como la acción de sostener el deseo y la voluntad en una obra.

Y en ambos casos (OCUPACIÓN Y LABOR) los componentes hablan del sostener, lo que siempre es una acción voluntaria, lo que da cuenta de ser una actividad que sin importas su alto grado de placer y/o compensación siempre incluye el ESFUERZO, que, etimológicamente, no es otra cosa más que poner en el mundo nuestra fuerza.

Es muy significativo como la palabra equivalente a “TRABAJO” en inglés es “WORK
cuya raíz proviene del proto-germánico (y por tanto está presente en todas las lenguas anglosajonas) y es Werkan cuyo prefijo Werg significa simplemente “Hacer” y  un sufijo  que implica determinación . 
Es decir que “WORK” significa “Hacer aquello que debe ser hecho” …  Puesto a la luz de las diferencias culturales en relación específica con los “HACERES”,  el esfuerzo, la excelencia y los logros ente latinos y anglosajones es una observación a considerar.

Te deseo que NUNCA MÁS vuelvas a trabajar,
que siempre tengas una ocupación
que te permita acceder a las retribuciones que mereces
gracias al producto de tu hacer labor con tu esfuerzo.

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

“Nuestra recompensa
se encuentra en el esfuerzo
y no en el resultado.
Un esfuerzo total
es una victoria completa”

 Mahatma Gandhi

CONFIESO QUE HE COACHEADO

Tradicionalmente el 6 de abril se festeja el “Dia Internacional del Coach”
y además de los innumerables abrazos y las sinceras demostraciones de cariño
que cruzamos entre colegas aprovechando la excusa,
es fácil observar que la excusa sirve también con fines comerciales.

SOY MUJER!!

Soy Mujer.
Y en cada eslabón de mi ADN hay escritas
historias de sometida obligación, de menosprecio,
de degradación humillante,
y también contubernio con el más rancio de los patriarcados,
de esclavitudes, llantos, abusos, indiferencias y vergüenzas,

de tantas y tantas que existieron antes de mi,
y me legaron algo de sí en el mapa de estos genes mestizos
antes que míos, suyos..

DE EMOCIONES, ESPINOZA Y OTRAS YERBAS…

En la Argentina el mate es una tradición de todo el territorio. Es una infusión, un rito, una excusa, una pausa, un motor, un pañuelo, un oído, un silencio tenso, una filosofía y un filosofar… “Ensillar un mate” es una frase que sólo tiene sentido en esta tierra, salvo que, como diría un español muy querido, tengas un caballo que se llame MATE.

SITÉMICAS

Una mañana miramos a los ojos de nuestros padres y nos damos cuenta que se equivocan, que no son infalibles, que están tal lejos de ser perfectos que nos producen decepción, nos indignan, porque nos hacen sentir estafados, y nos dejan en un mundo de verdades a construir, y llenos de incertidumbres.
(Se llama Adolescencia, y es adolecida tanto por nosotros como por nuestros padres, sin dudas)

MI COACH BALTAZAR

Baltazar es un gato.
El mío, para ser más precisa, pero es menester ser cuidadoso con esos de declararse dueño de un gato. Baltazar es un gato, y se llama así porque llegó a mi casa un 6 de enero y es mayormente negro. Eligió mi casa porque yo lo necesitaba, y supongo que insistió con instalarse durante 15 días, pacientemente, porque se daba cuenta que yo no lo sabía.

¡Gurú aquí, Gurú allá, un Gurú te saludará!!

Cuando los contextos externos e internos se ponen más duros, nuestras mentes (que son naturalmente buscadoras), empiezan a tratar de encontrar respuestas creativas a la “Crisis”.
 Incluso basados en el hecho de reconocer que, sin importar lo que pase,  lo que importa es quienes somos frente a lo que pase. Y entonces elegimos ser los que sigan, los que puedan, los que apuestan, los que crean.
En esa búsqueda de nuevos caminos, de distintas miradas, de nuevas soluciones, reconocemos que no tenemos todas las respuestas, que no sabemos todo, que no somos totipotentes.

De hecho, somos lo suficientemente humildes para darnos cuenta que son otros los que pueden tener claves para las respuestas que estamos buscando, y entonces nos acercamos al “Gurú” Que puede ser estrictamente un “Gurú” en tanto sea para guiarnos en el camino espiritual que nos conduzca de vuelta a nosotros mismos (pero en nuestra mejor versión), o puede ser un “Gurú” que nos prometa la solución hacia afuera.

 
Gurús de las herramientas que nosotros no sabemos manejar,
Gurús de las teorías de promoción y ventas que nosotros desconocemos,
Gurús de los atajos contables, o las escaladas financieras,
Gurús de las actitudes y los lenguajes del éxito,
Gurús del Microemprendimiento, de la Macroeconomía…

Una población variopinta de Gurús que “casualmente” emergen como Venus de las aguas al momento en que el contexto económico, político, global, ecológico general se pone más difícil. Gurús del esto y del aquello, y de lo de más allá.

Todos parecen conocer la clave, tener la respuesta, girar la llave. Salen sonrientes e inmaculados en las portadas de las dinámicas grupales de un día, que anuncian cambiar tu perspectiva, en los anuncios con los brazos alzados al sol y frente al mar como los felices poseedores del secreto, en páginas y páginas enteras publicitando talleres, cursos, jornadas, retiros que GARANTIZAN tu cambio y tu prosperidad.
Es decir…garantizando el resultado de un trabajo que empieza (si sos muy afortunad@) justo cuando el taller termina.
Y parecerá muy incoherente en sí mismo, pero aun así te lo garantizan.

Todos aparentan ser muy exitosos, y eso pareciera avalar el valor de su “Producto”, a punto tal que a veces olvidamos chequear curriculums, logros, background y perdemos de vista la posibilidad de que su éxito no se deba tanto a su habilidad profesional, como a su habilidad de convocar, convincentemente, individuos capaces de hacer esfuerzos personales y financieros por alquilar (generalmente a corto plazo) la esperanza de encontrar una respuesta satisfactoria.
Pero la tan mentada felicidad, el tan publicitado disfrute, la tan anunciada venida del dorado, las “tan accesibles” 6 cifras, se siguen haciendo esperar.

 

LO QUE CUENTAN SIEMPRE SON LOS HECHO

Un hecho simple:

Hay grandes Maestros, hay gente incuestionablemente capacitada, capaz de acompañarnos y asistirnos en nuestros procesos de crecimiento personal y profesional… y hay grandes encantadores de serpientes que conocen el valor de nuestro entusiasmo y /o nuestro miedo para convertirlos “exprimibles”
 

Otro hecho simple:

No hay pasadizos encantados que nos eviten el esfuerzo, ni fórmulas mágicas que conviertan el plomo de nuestro hoy en el oro de nuestro futuro soñado.
No hay caminos genuinos para el rediseño del cerebro (y por tanto de la mente humana), que no incluyan en su receta
  • Disciplina
  • Consistencia
  • Transparencia
  • Determinación
  • Voluntad
  • Perseverancia 
  • y Piedad hacia nosotros mismos cada vez que caemos…
 

En definitiva el “Sacrificio”
porque rediseñarnos es el más alto “SACRO-OFICIO”  a pesar de lo desprestigiada que está la palabra por no servir al modelo de la inmediatez sonriente y la carita de prozac.

 
Además, y sobre todo, NO HAY GURÚ POSIBLE, donde no ha habido un exhaustivo genuino trabajo personal, donde no hay Amor por la tarea, Autenticidad (aun cuando eso signifique no “encantar” a todos) y con-ciencia de la individualidad.
 

¿Hay “formulas” que tiene un potencial genuino?
SÍ, POR SUPUESTO
Y también es parte de aquellos que asumimos el trabajo de acompañar a otros, buscarlas, VERIFICARLAS y ponerlas al servicio de la posibilidad.

Pero si el individuo está buscando una mirada interior poderosa, un encuentro definido y consistente con la mejor versión de sí mismo en todo su esplendor, entonces no hay fórmulas generales, ni libritos de reglas sobre “los cómos, los cuánto y los qué “que valgan.

Ningún “Secreto” , ninguna revelación absoluta..
Tampoco hay conversación impersonal por skype, mail, incluso teléfono (aún cuando son herramientas útiles para ACOMPAÑAR el proceso) que sea suficiente.

El verdadero trabajo empieza cuando el profesional/herramienta mira a los ojos, pone al servicio de la comunicación una escucha activa, entrenada (cada uno en sus profesión por supuesto) paciente, y una actitud de compromiso y responsabilidad que diseñe estrategias A PARTIR de individualizar a su cliente, de comprender qué busca en realidad, y hasta dónde es capaz de llegar para lograrlo, y no partiendo del Manual del Éxito “Pret a Porter”.

Porque nada sustituye a una mirada sincera de comprensión, a una modulación asertiva que alivie la angustia del desconcierto, a un ensayo y error en conjunto para poder comprender los modos del hacer, del pensar y del imaginar del otro, a la auténtica espeleología del Ser desde su humanidad hasta su divinidad.

Del mismo modo, aún habiendo encontrado al nuestro guru ideal, no hay perspectiva genuina de cambio si no estamos dispuestos al trabajo, al darle tiempo a la cosecha, a la frustración, al agridulce, a la rabia, a tragarnos el orgullo, al empezar de cero, .a la incertidumbre.

Porque si tenemos la mirada puesta en el marketing del disfrute permanente, de la obligatoriedad del paraíso, de la iluminación en fórmula “Quick”;  si olvidamos crear valor a través del orgullo del esfuerzo, de empezar desde los cimientos, de dar saltos de fe, de la dignidad del hacer bien más allá del resultado, del respeto de la otredad para avanzar sin pisarla; lisa y llanamente no habrá cambio.

Y si lo hay será un mero pico de euforia psico-neuro-química, el resultado de una exaltación de endorfinas, de una hiperventilación controlada, de una sobredosis de autoestima endovenosa, que tiene como intención sostenerte la sonrisa mientras te afloja la billetera.
Y a eso, (como a todo rush) le sobrevendrá un bajón de frustración, de impotencia y la formación en nuestra mente de la certeza de no ser merecedores de lograrlo.

Por eso, es VITAL chequear, verificar y por sobre todo tomarse un tiempo más allá del entusiasmo inicial, ante cualquier propuesta, para escuchar nuestra intuición.
Sólo así entraremos en el genuino camino de crear nuestro éxito, el “Sacro-Ofico” de construirnos ( o de dónde crees que viene la  tan despreciada palabra “Sacrificio”?)  en vez de dar todos nuestros esfuerzos en un peregrinar de búsqueda del Dorado que no hace más que lograr el éxito de otros.

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

SIETE AÑOS DE DESGRACIA!

Era la maldición que pesaba sobre un espejo roto.
Y estaba basada en el valor monetario que tenía el objeto
y las penurias que se debería pasar para reponerlo…

El prácticamente inevitable contacto con las redes sociales, los noticieros, las difusiones públicas permite observar hasta qué punto hemos creado una cultura del horror y lo absurdo.
Francamente no soy capaz de determinar en qué momento el error ajeno se convirtió en broma, el accidente pudoroso en video viral, el momento de miedo o espanto en noticia recursiva (a más sangre y más espanto físico o psicoemocional, más recursividad) y el error que termina en accidente privado en gif público.

Estamos acostumbrados a cenar rodeados del horror de la locura de la guerra, o de la destrucción de la dignidad de los pueblos, a tomar el café frente a los ríos de sangre inocente, a compartir hombre y mujeres vejadas en su dignidad, mancillados en su pudor o dañados en su integridad física como “bloopers divertidos”

Mientras los vemos, desternillándonos de risa y contribuyendo a su viralización, nadie se pregunta cómo se sentiría si “el del videíto” fuese su hijo, o su madre, o su esposa, o su hermano.

LOS PASOS DEL PERDÓN

“El Perdón es una acto de voluntad.
Y la voluntad puede funcionar independientemente
de la temperatura del corazón”
Corrie Ten Boom

Estamos quienes nos llevamos bien con la palabra perdón, y quienes no nos llevamos bien.

La diferencia está, como siempre, no en la palabra sino en la interpretación que hacemos al estar frente a ella.

Hay quienes consideran el Perdón, como un “mea culpa” destinado a imponer la humildad en quien lo pide, enfrentándolo de narices contra su error y buscando acortar los tiempos “Kármicos” con la humillación que saque al “ofendido” victorioso en sus razones y triunfal en su superioridad.

Desde ahí Pedir y Dar Perdón es un tema de Egos.

Por otro lado están quienes consideran el Perdón como un elixir del olvido,

SI EXISTIERA UNA FÓRMULA EFECTIVA…

…Para crear la realidad…
Cuál sería?

Ya es de público dominio que somos constructores de nuestra realidad, desde las filosofías trascendentes, metafísicas, desde la lingüística, la neurobiología, la física quántica, el existencialismo y probablemente también desde la repostería.

ESE no es el punto, de hecho Buda habló de ello hace cerca de 2.500 años, Cristo 2.000 y los Tantras de tradición oral hace más de 4500.
El asunto, es encontrar la punta del hilo de Ariadne, el primer paso para aprender y desarrollar la dinámica co-creadora a través del laberinto interior y exterior.

Como todos los viajes, si bien es cierto que empiezan con el primer paso, esto no significa que todos debamos darlo en la misma dirección.

Si tomamos como ejemplo la rosa de los vientos,

POR QUÉ LO DICE?…

Cada día está más presente en la conciencia del individuo el hecho de que el lenguaje es mucho más que un elemento de comunicación, es especialmente instrumento de creación, de expansión y sanación.

Es, simplemente, porque el lenguaje es mucho más que el modo descriptivo del mundo.
El homínido social no necesita de palabras para describir el entorno.
Una serie de señas y sonidos eficientemente utilizados por generaciones son más que suficientes para eso.
El quiebre ocurre cuando, habiendo resuelto necesidades básicas, y disponiendo entonces del tiempo para la contemplación, el individuo empieza a sentir la emoción que le provocan ciertos observables.
  • La magnificencia del cielo.
  • El poder hipnótico del mar.
  • El sobrecogimiento frente a la luna
Teniendo tiempo para la contemplación (que no es ni más ni menos que una meditación) el individuo complejiza su emocionar.
Ya no se reducen a simple pulsiones primarias como placer o miedo (aunque toda la complejidad emocional pueda “clasificarse” en una reducción a la mínima expresión a una u otra de esas emociones biológicas primarias) es el afán por describir la complejidad de esas emociones, que en definitiva es la necesidad de describir lo abstracto.
 
Entonces, se hará necesario sumar, conjugar, componer sonidos y gestos.
Porque para describir lo que se siente frente al mar, tal vez sea necesario el sonido que representa el mar, el sonido que representa el descanso y el sonido que representa a la madre…
Y nace el lenguaje!!

RE-PARAR

Pensaba en el Miércoles de Ceniza, que marca el inicio de la Cuaresma Católica.
Y no porque tenga un valor a nivel religioso ritual, pero si porque tiene mucho valor a nivel significado y símbolo, quiero aprovechar para “REDESCUBRIR” la Cuaresma.

La Cuaresma, o Cuarentena, es un período que marca la definición en los procesos vitales tanto físicos, como

EL MODELO DAMOCLES

“Se llama Espíritu Libre
aquel que piensa de manera distinta
a la que se cree de él por causa de su origen,
de sus relaciones, de su situación y de su empleo,
o por causa de las miras reinantes en los tiempos actuales…”
-Friedrich Nietzsche-

Las circunstancias, las anécdotas (cualquiera que estas sean) van y vienen.
Cuenta la leyenda que el sabio fue capaz de escribir toda la sabiduría del mundo en un anillo…

PIENSO. ERGO, DEJO DE PENSAR

En un estado ideal, todos nuestros actos debería ser precedidos por un sentido, (una razón de ser) consciente y elegido. Y aun cuando lo parezca, el pensar no es la excepción.

Es innegable que es un acto tan natural como inevitable; no es posible dejar de pensar.
De hecho, aquello a lo que corrientemente llamamos “poner la mente en blanco” no es más que un simple ejercicio de no hacer foco consciente en ninguno de los datos procesados por el cerebro (cerca de 400 mil millones de bits de información de punto flotante por segundo) hasta que no distingamos pensamientos.
Entonces, el secreto que nos acerca más a la sabiduría es la comprensión del Sentido del Pensamiento:

“¿Para qué pienso esto que pienso? “

Esa es la pregunta de inicio de todo rediseño, tanto operativo, cognitivo como emocional. Por supuesto hay tantas respuestas a esa pregunta como individuos y sus correspondientes circunstancias segundo a segundo, así que parece tonto suponer que hay una regla de aplicación general.
Sin embargo, cuando se empieza a entretejer información, cuando los entramados de la psicología, la biología, las neurociencias empiezan a crear nuevos paisajes interiores, observamos que el cerebro en sí mismo, como entidad biológica tiene una clave de aplicación única.

Piensa, para no pensar

Dado que gasta el 20% de la energía de todo el cuerpo, jamás descansa y trabaja a una temperatura 1 ° / 1.5° más que el resto del cuerpo, el cerebro es un maestro en la economía de recursos con vistas a minimizar el consumo de insumos y mantenerse eficiente a cada momento.
Es decir que el cerebro procesa con el objetivo de distinguir qué le es útil y qué no, para luego descartar lo inútil y convertir lo útil en una red neural que le permita operarlo “en transparencia”, es decir en modos de la mayor automaticidad posible para minimizar el consumo de energía.
De este modo se asegura efectividad, seguridad, salud y eficiencia.

PENSAR, PARA NO PENSAR
Y ASÍ ESTAR EN ÓPTIMAS CONDICIONES
PARA SEGUIR PENSANDO.

Ahora bien, como parte de la maravilla de la ecología emocional es convertirnos en un genuino ecosistema de emociones y pensamientos, hay una posibilidad de aplicar este mismo patrón a nuestro modo de darle sentido al uso de nuestra mente.

Pensar para no pensar…
Tomarse el tiempo para organizar, comprender, aprender, evaluar, elegir, procesar; para llegar al punto en que sabemos que hemos hecho todo lo que estaba a nuestro alcance para proveernos en cada circunstancia de un contexto óptimo, en el cual poder sentir, actuar, interrelacionarnos sin tener que estar condicionados por la mente, por la especulación, por el juicio, por la reserva.

Porque aún con todo el riesgo que eso implica, la experiencia vivida a pleno es la mayor fuente de sabiduría. La cual nos hace al mismo tiempo cada vez más aptos para elegir y cocrear los contextos más eficientes para seguir siendo espontáneos y disfrutar de nuestra genuina misión en la tierra, que no es aprender, ni enseñar, ni penar, ni pagar karma, ni alcanzar la iluminación, es EXPERIMENTAR, transitar la experiencia.

(“EXPERIMENTAR” proviene del latín “experiri “ que significa “probar, ensayar”. Nada más…nada menos)

Pensar a las personas, al modo en que nos comunicamos con ellas y viceversa, pensar los modos en que nos complementamos, para elegir aquellas con quienes nos podamos permitir ser más auténticos, más transparentes, más nosotros mismos.
Para después aventurarnos a la relación con ellas con plenitud, espontáneamente, a manos llenas, a corazón abierto.

Así aprendemos tanto en el acierto, como en el error . Nos enriquecemos, nos fortalecemos.

Y el mismo “modelo” puede ser aplicado en los proyectos, las ideas, las vocaciones, las oportunidades.
Sí, es indudable que podemos salir heridos, pero el único camino que nos garantiza no salir herido es el de la no vida, y es una garantía por tiempo limitado, porque inevitablemente, al filo de la muerte, el dolor desgarrador de perder la vida sin haber vivido y sin posibilidad de corregirnos no tiene comparación con todos los daños potenciales de vivir a pleno.

Pensar para no pensar…
Agotar (por el tiempo que sea posible) el trabajo de muestra mente en relación con una circunstancia que nos abre posibilidades, para luego lanzarnos, en la plenitud a la experiencia, más atentos a nuestra percepción, a nuestra emoción, al goce vital que nos depara que a las lógicas, los deberes y las explicaciones.

Tal vez, después de todo, la naturaleza también nos haya sacado ventaja en la conformación de un patrón de aplicación universal, que permita maximizar recursos, potenciar posibilidades, y fractalizar sabiduría

PENSARLO PARA DEJAR DE PENSARLO Y COMENZAR A VIVIRLO
En ese punto habita el Sentido.

“El modo más eficaz de vivir es vivir como un guerrero.
Puede que un guerrero piense y se preocupe antes de tomar una decisión,
pero una vez que la ha tomado, prosigue su camino libre de preocupaciones o pensamientos;
todavía habrá un millón de decisiones esperándolo.
Ése es el camino del guerrero”

Carlos Castañeda

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

DE APRENDICES, MAESTROS y la NANNY McPHEE

Hoy mientras volvía a ver esa hermosa película “El Discurso del Rey” , la asociaba con las reglas de trabajo de la adorable Nanny McPhee :

“Cuando me necesiten,
pero no me quieran,
me deberé quedar.
Cuando me quieran,
pero ya no me necesiten,
me deberé ir”

“Cuando me necesiten, pero no me quieran, me deberé quedar.

Para todos aquellos, que tenemos como misión asistir al crecimiento del individuo a través de los desafíos que la vida le propone, la bienvenida puede ser encantadora.

Pero pronto, con el ejercicio de espejar y sembrar

YO SOY ASÍ!!

Los que trabajan conmigo en el consultorio saben que en cuanto disparan esa frase yo les digo que eso me suena a lápida, (aunque en realidad tampoco es cierto, porque ni el alma ni el cuerpo de aquel que yace bajo la lápida se mantendrá inmutable.)

La única constante inmutable en el Cosmos es el Cambio.
La única constante inmutable en la naturaleza es el Cambio.
La única constante inmutable en la biología es el Cambio.
La única constante inmutable en lo humano es el Cambio.

LA ÚNICA CONSTANTE VITAL ES EL CAMBIO

Ergo, el cambio no es una elección.

EL CONTROL Y EL NUEVO TRAJE DEL EMPERADOR

El antiguo cuento dice que en un reino muy lejano había un emperador tan rico como arrogante.
Al saberlo, dos pillos se hicieron pasar por sastres y le dijeron que ellos tenían la técnica mágica para hilar telas y confeccionar trajes que eran completamente invisible a los estúpidos.

Maravillado por el prodigio y sediento de revelarse como superior frente a aquellos que quedarían en evidencia, encargó el traje más fino que pudieran confeccionar.
Durante meses los dos ladrones acapararon las más costosas sedas, hilos de oro, botones de diamante, ornatos de rubí y plata fina mientras hacían la pantomima de hilar, cortar y coser… la nada.

El emperador, estupefacto porque no era capaz de ver el traje, se sumó involuntariamente a la charada y así un día los dos “sastres” lo hicieron desfilar tal como Dios lo trajo al mundo, frente al aplauso de todos los crédulos que preferían desconfiar de sí mismo antes de atreverse a decir que no llegaban a ver el traje.

Sólo un niño, pequeño, inocente, transparente grito entre la multitud

EL EMPERADOR ESTÁ DESNUDO!!

Frente a la preocupación, nos paramos a maravillados por el valor, el entramado y la gracia de ese traje de nada, que usamos para disfrazar el control, tanto hacia el otro como hacia nosotros mismos.
Damos por hecho que preocupación es signo, símbolo e incluso sinónimo de Amor, cuidado, devoción y/ o sensibilidad;  y pocas (por no decir ninguna) veces se repasa la conversación sobre estos supuestos.

Casi todos lo creen,
porque lo creen casi todos
y entonces cómo podría no ser cierto?!

PROBLEMA NO ES JUZGAR POR LA APARIENCIA…

Nuestra apariencia, así como todo lo visible de nuestros cuerpos, es una declaración pública.

Ya sea de algo que queremos mostrar, o de algo que no podemos esconder, en cualquiera de los dos casos, es cómo nos mostramos frente al mundo.

Como todo lo que es accesible a los sentidos, esta declaración tiene el potencial de disparar opiniones (juicios) en aquellos cuyos sentidos son accedidos (nos ven, nos oyen, nos tocas, nos huelen, nos…en fin)

El acto de emitir opiniones es biológico, instintivo y atávico, por tanto inevitable. Nuestros cerebros están diseñados para anticipar, para formarse ideas a partir del mínimo de información. Un mecanismo que tenía más usos en la época del tigre dientes de sable que ahora, pero la evolución tiene sus ritmos y no son los mismos que el avance de la civilización.

De hecho, la visión, como acto biológico, no está diseñada para contemplar, sino para encontrar. En el génesis de su razón de ser, los ojos están diseñados con el fin de recabar información a los efectos de que el cerebro pueda identificar la presencia de obstáculos, alimentos, depredadores, y no como una misión recreativa o contemplativa.

Por lo tanto, ante la mínima cantidad de datos, el cerebro tiende a construir el resto de la “realidad” con los datos del banco de su memoria, a fin de lograr una ventaja en la anticipación:

  • Quién reconozca una manzana antes se alimentará más rápido

  • Quién reconozca más rápido un depredador podrá ponerse a salvo con mayor efectividad…

En cualquier caso, son garantías para una sobrevida y un éxito en la transmisión de sus genes a la próxima generación.

Con la “llegada” de la corteza cerebral y su capacidad de reconocer y apreciar elementos más abstractos (belleza, valores) nuestro modo primitivo de “ver” empieza a jugarnos en contra.

Es decir que el binomio “declaración pública- opinión” (creación de la realidad por reflejo en el espejo de la memoria) es inseparable.

Entonces… ¿porque debería ofendernos tanto cuando somos “juzgados” por nuestras apariencias?

El punto no se encuentra en el ser juzgados, sino en el modo en que toman esos juicios tanto quién los emite como quien los recibe:

COMO VERDADES, O COMO ATAQUES PERSONALES (o ambos)

Quien emite un juicio tiende a olvidar que ese juicio es el resultado de su experiencia frente a algo, y que esa experiencia es ajena a ese algo porque se debe a su subjetividad, al modo en que él interpreta, considera, razona, lo que ese algo le estimula.

Quien recibe el juicio lo toma en modo personal; es decir se siente validado, avalado, defenestrado o humillado de acuerdo a su interpretación de lo que el otro emitió como juicio.

Y esto se debe a su vez, al hecho de que tampoco recuerda que ese juicio no habla de él sino de la experiencia del otro sobre él y que lo que él escucha no es lo que el otro dijo sino la interpretación de lo que cree que dijo.

Claro que los juicios abren y cierran posibilidades a quien los emite, porque se suele actuar de acuerdo a ellos; y no es menos cierto que estas posibilidades que el otro abre y cierra, también pudieran tener incidencia sobre nosotros. (No es lo mismo la opinión, aunque siempre subjetiva, de un perfecto desconocido con quien ni siquiera cruzamos palabra, que la del entrevistador del cual depende nuestro puesto de trabajo) Esa es la razón por la que buscamos comunicarnos, y por la que buscamos (en lo posible) interlocutores con quienes la comunicación se mantenga en un modo en que todos logremos empatía, y lleguemos a acuerdos ya a la coordinación de acciones.

Y, claro, a veces, más allá de nuestros esfuerzos, nuestro interlocutor sostiene sus juicios (y nosotros los nuestros) y no hay acuerdo y entonces es mejor mantener una distancia si eso se vuelve emocionalmente tóxico.

No tiene nada de malo declarar que no tenemos lo que hace falta para comunicarnos eficientemente bajo ciertas circunstancias con ciertas personas, al fin hemos sido creados falibles y eso es algo común a todo el género humano.

Pero en todos los casos NUNCA es personal…

¡LO HACEMOS PERSONAL!

Ahora, una buena manera de empezar a hacer de nuestro universo comunicacional un mundo mejor, es no olvidar que nuestras opiniones no son una verdad y mucho menos una verdad que defina a cualquiera que no seamos nosotros mismos. Aceptar que ante una declaración pública el otro tiene derecho a su juicio, pero no tiene derecho a compartirlo con nosotros si no se lo hemos pedido y mucho menos a buscar definirnos a través de ese juicio.

Y saber, que lo que el otro piensa de nosotros (tanto por fuera como por dentro) es el resultado de lo que a él le hace sentir lo que llega a sus sentidos y eso nada tiene que ver con nosotros.

Lo que buscamos o logramos decir de nosotros con nuestra apariencia, y lo que el otro logra ver y opinar sobre nosotros de acuerdo a ella son dos cosas que, generalmente, no tienen nada que ver entre sí.

Es imperativo no olvidar que nuestra “vista” aún tiene códigos de operación muy primitivos, y puede ser engañada con facilidad, pero nuestra amorosidad, nuestra divinidad inmanente es sabia y capaz de darnos una mirada más amplia y completa de quiénes somos y dónde somos.

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

EL CAMINO DE LA SANA-ACCIÓN

“Somos los que pensamos”

Una frase que ya tenemos incorporada hasta en los imanes que pegamos en nuestras heladeras. Pero hasta qué punto la volvemos conciencia?

Cada una de nuestras emociones son el resultado de un proceso mental, del modo en que nuestra mente interpreta en una mínima fracción de segundo el hecho que sirve de estímulo, desde allí se produce la emoción.

 

  • Una canción puede despertar la tristeza de aquel que la estaba escuchando justo cuando le dieron la noticia de la muerte de un ser querido.
  • La alegría de quién la estaba escuchando al instante en que se mudaba a la primera casa de su propiedad,
  • La melancolía para quién la oía mientras recordaba su patria en el exilio.
  • La sonrisa para quién la escuchaba en el momento en que su mejor amiga se resbalaba en la pista de patinaje y ambas rodaban entre carcajadas.
  • La furia del productor que la rechazó porque creyó que no tendía futuro y ahora es un éxito mundial y él ha perdido millones.
  • El orgullo de un autor que creyó en ella a pesar de ese rechazo y no se detuvo hasta grabarla….

Y NADA HEMOS DICHO SOBRE LA LETRA DE LA CANCIÓN, O SOBRE SU MELODÍA.

Nuestro modo de interpretar las cosas depende de la cultura en la que estemos inmerso, la educación que hayamos recibido, la colección de nuestras experiencias y los modos particulares de nuestra neuroquímica.
Esto construye redes de neuronas que de tanto activarse juntas se enlazan, y tienden a permanecer en un entramado único.
Estamos diseñados biológicamente para que este entramado sea un filtro ineludible,  de modo tal que construyamos aprendizaje, experiencias y logremos madurez psicoemocional.

Es decir que hay tantos modos de interpretar y significar un hecho como individuos en el planeta.

Como somos seres holísticos, nuestro cuerpo físico está en permanente contacto con nuestro cuerpo emocional,  y dado que nuestras emociones tienen su parte física en la química de nuestros cerebros,  y que el cerebro es de hecho el tablero de comando de nuestra biología, el cuerpo se convierte en el traductor de nuestro emocionar.

Cuando nuestro mundo de interpretaciones nos enfoca en  las emociones que no nos permiten alcanzar la mejor versión de nosotros mismos, empieza a hacer impacto en el cuerpo físico.

Esto se produce porque cuando nuestras percepciones pasan por el entramado de nuestras interpretaciones,  dan origen a un proceso químico que es el que formula las componentes biológicas de las emociones.
El hipotálamo comienza a formar cadenas de proteínas particulares que se llaman neuropéptidos, constituyendo una fórmula química específica que alimenta redes de neuronas especialmente conectadas a los efectos de la interpretación.
Se provoca así una respuesta bioeléctrica que impactará sobre TODA nuestra biología.

Si el conjunto de redes neurales es activados permanentemente (si una y otra vez interpretamos del mismo modo) la demanda de neuropéptidos se mantiene constante (una y otra vez sentimos la misma emoción) hasta el punto en que nuestra biología se adapta a esa interacción y la constituye como natural, buscando reproducirla para asegurar el sostén de la dosis que ahora considera “vital” (es decir que una y otra vez buscaremos situaciones que nos permitan esa emoción).

En términos simples nos volvemos adictos a estos neuropéptidos
que es lo mismo que decir que nos volvemos adictos a nuestras experiencias pasadas
a través de nuestras interpretaciones
y por medio de muestras emociones.

Si la “adicción” continúa, el cuerpo termina formando una enfermedad como un modo de darnos la posibilidad de  tener un observable, algo material que nos permita reconocernos y rediseñarnos.
Pero como este “re-conocernos” también está sujeto a nuestro mundo interpretativo,  corremos el riesgo en quedar atrapados en una victimización que pondere a la enfermedad como un vehículo para conseguir atención y un modo de amor, que si bien no es de alta calidad contribuya en cualquier modo a paliar algo de nuestra permanente carencia de caricias.

El psicoterapeuta Claude Steiner, desarrolló una teoría denominada: “LA ECONOMÍA DE LAS CARICIAS” en la que afirma:

“La necesidad de estímulos amorosos es tan influyente en la armonía del desarrollo humano que cuando no recibimos una cantidad mínima para sobrevivir, el cuerpo entra en una dinámica de enfermedad y muerte que es al mismo tiempo una manifestación de esa carencia y una búsqueda de resolverla”

Es decir que corremos es riesgo de usar la enfermedad como una suerte de pedido de limosna (e incluso una toma de control) para tratar de paliar una necesidad que cada vez se hace más fuerte;  porque el modo de “caricias” que recibimos, que parten de la pena, la lástima o el miedo no contiene la fuerza vital suficiente para saciarnos, lo que hace que no consigamos sanar y el circulo no tiene final.

Para una saludable interpretación del proceso de enfermedad que necesitamos ante todo comprender que la enfermedad nace como un proceso “conmemorativo” (de “Conmemorare”. “acompañar con la mente completamente”)  es decir se basa en una acumulación de experiencias que ya son pasado y las mantiene en el presente permanentemente en forma de dolor y deterioro.
Dado que como conmemoración es una re-presentación de lo ocurrido, nos hace vivir en el pasado impidiéndonos romper el ciclo bio- neuro- químico

El primer paso para la sanación es aceptar que estamos declarándonos VÍCTIMA
y el segundo es cambiar esa declaración de víctima por la de PROTAGONISTA
“SANACIÓN” viene del latin compuesto “Sanus” y “Actionis” : que significa “Sanas Acciones”.
Es decir que depende de los actos de salud el sanar aquello que nos pasa.

El primer acto para ello es ACEPTAR
No habrá armonía hasta que no etemos dispuestos a cambiar el modo en que vemos y pensamos las cosas.
Es necesario tomar conciencia de que sólo cambiando nuestra mente produciremos cambios efectivos y completos en nuestro cuerpo.
Aceptar que nos movemos en un espacio de eterno presente, que nuestras interpretaciones son las que construyen el mundo percibido, y que nuestras declaraciones lo rediseñan, y que habrá cosas que no podremos cambiar pero siempre podremos elegir quiénes queremos ser frente a esas cosas.

El Segundo acto es PERDONAR
Dar y recibir Perdón de nosotros y del otro. Pero un perdón no entendido como el acto de misericordia abnegada, o de otorgamiento condescendiente, sino como el acto de sacar nuestra basura, de liberar los espacio enmohecidos de nuestra mente y nuestro corazón, no  tanto por el hecho en sí, sino por la interpretación que hicimos en relación con nosotros mismos como individuos por eso hecho. ESO NOS EFERMA

  • Perdón a habernos expuesto a situaciones que nos dañaran sea de un modo consciente o inconsciente.
  • Perdón hacia las personas que participaron en ese daño porque al fin de cuenta fueron los maestros que nosotros usamos para nuestro aprendizaje.
  • Perdón a las circunstancias fuera de nuestro control que se sintonizaron para agravar el daño.
  • Perdón por todas las potencialidades no realizadas ( “si yo hubiera…”)

El perdón ASÍ COMPRENDIDO, tal como la gratitud,  es un acto de amor poderoso,  que rediseña incluso la química de nuestros cerebros.
Declara obsoletas ciertas redes neurales lo que impide que sigan demandando neuropéptidos y al mismo tiempo propicia otras redes que estimulan químicas más saludables.

El tercer acto es ACCIONAR
La DECLARACIÓN DE PROTAGONISTA conlleva  el accionar en nuestro mayor beneficio.
Sanar implica cambios en nuestros modos de emocionar , y por lo tanto implica un rediseño de nuestras interpretaciones.
En muchos casos esto podrá significar pedir ayuda de un profesional; que nos brinde un observación que no esté teñida de nuestras creencias, y experiencias que nos impiden cambiar visiones.
Además demandará de cambios en nuestra dieta, o nuestra actividad física, o en nuestro modo de relacionarnos con el ocio.
En la medida que las veamos como las puertas de acceso directo a lo menor de nuestra vida y no como “perdidas” los cambios será ecológicos y fáciles de instrumentar.

El cuarto acto es FLUIR
Dejar de retener, soltar las manos, aceptar la incertidumbre no como una angustia sino como un modo de viajar más liviano.
Declararse genuinamente abierto a todo lo que llegará, dispuesto a que las vida nos sorprenda y a “sorprender” a la vida rediseñandonos con ella permanentemente.

Esto nos permitirá navegar por ese mar inmenso de la vida,
libres de sufrimiento,
ligeros de las pesadas sobrecargas del pasado
y  con la seguridad de estar siempre arribando
a los mejores puertos para la construcción
del ideal de nosotros mismos.

“SOMOS LO QUE HACEMOS

CON LO QUE HICIERON DE

NOSOTROS”

-Sartre-

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.
 
Usted tiene el permiso de republicar este artículo 
o cualquiera de sus partes
 gracias a una licencia de Creative Commons 
 en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página.
 Namasté

“DE NADA VALE QUE CORRAS…

…Si el incendio va contigo” reza el viejo refrán.

En épocas de Facebook, de twitter, de flashes informativos, comidas rápidas, todos se ha teñido de un halo de inmediatez.

Estamos viviendo en un estado de permanente ansiedad porque debemos hacer todo rápido porque algo, en alguna parte, tiene algo para nosotros que debemos conseguir rápidamente, porque luego de eso, algo, en alguna parte tiene algo para nosotros…
And on, and on, and on…

Aceptar que todo comienzo alberga en si el potencial del final debería ser un estímulo para el compromiso, para la constante construcción, para la atención.
Sin embargo hemos hecho de la formulación de “nada es para siempre”, un culto de lo efímero.

Cantamos loas precursoras
a la muerta anunciada de cada encuentro,
incluso antes de que comience.

Nos convertimos en los apóstoles
de las profecías autocumplidas.

SON TODOS IGUALES!!

Un hecho:

Nos encanta generalizar.
Generalizamos, como un mecanismo de defensa contra la incertidumbre.
Es decir que, paradógicamente, generalizamos porque tenemos miedo y tenemos miedo porque generalizamos.
Cuantos más elementos se engloban en una afirmación sobre la que tenemos control, menos elementos quedan fuera de nuestra área de dominio y eso reduce la angustia, ergo el mayor consumo de glucosa que se produce en el cerebro por el procesamiento de datos desconocidos.

El otro hecho.

No nos es posible acceder a una realidad externa neta y objetiva, cualquier dato, ingresado por cualquiera de nuestras pistas de acceso debe pasar por nuestro cerebro para ser procesado y decodificado, así que para cuando obtenemos “la certeza” de lo procesado lo que obtenemos en realidad es la única certeza a la que nuestro cerebro puede acceder en el mínimo de tiempo posible de acuerdo con un comparativo con su base de datos.

Lo que enmarca otro hecho:

VALOR-ARTE

Hoy en día un mayor número de investigaciones demuestran que el individuo en general están cada vez más distantes emocionalmente.
el Médico-Psiquiatra canadiense Eric Berne. Sostiene que toda caricia es el reconocimiento de la existencia de una persona y de sus circunstancias, es decir que en ausencia de esas demostraciones el individuo se siente más profundamente la carencia de reconocimiento y valoración.

El paradigma de “ Valor Del Individuo” en occidente promueve al ser “individual”, indiferente del grupo, cuyas señales de éxitos no se miden por su construcción en el conjunto sino por sus logros, incluso si son a pesar del conjunto.

Vivimos un período de una profunda carencia de valoración y las valoraciones son indispensables para la supervivencia física y psíquica de la persona.
Esto se debe a que este modelo de individualidad le da menos importancia a los valores y las cualidades del individuo que a sus logros.

No se reconocen los méritos sino cuando viene demostrados por un nivel de posesiones, y/o
de prestigio que las valide, y el reconocimiento que se le da a quienes lo consiguen cataliza en quienes no lo reciben un dolor personal por no haberlo logrado, un autodesprecio, originado en el miedo de no ser capaz, padre de todas las envidias y los rencores tanto personales como sociales.

Cegados por la publicitaria ilusión de lo perfecto, nos centramos en la crítica. Somos intolerantes, desgastando los afectos al poner siempre en primer plano los defectos del otro.

Este modo de relacionarse, genera una sobre valoración hacia personajes públicos “Modelos” creados con fines publicitarios, completamente artificiales, de los cuáles en realidad no se tiene el menor conocimiento de sus auténticos valores o intenciones. Personas cuya imagen se usa para vender productos…o comprar voluntades
Y por lo tanto, son forzadas por la industria de los medios de comunicación, a encarnar ideales inalcanzables. Lo cual cumple con un doble propósito:
El de generar idealización y angustia por “Pertenecer”, y un perpetuo desaliento por no tener suficiente, y por lo tanto

NO SER SUFICIENTES

Un desaliento que nos enajena,  nos impulsa contra nosotros mismos y contra todos los que nos rodean.
Porque si NOSOTROS no somos suficiente entonces, nadie que nos ame, nos contrate, nos contrate, trabaje para nosotros nos haya dado la vida, o haya nacido de nosotros entiéndase bien: NADIE, PODRÁ NUNCA SER SUFICIENTE.
Y ese axioma inconsciente es fuente de todos los modos del desamor.

Esta ausencia de genuina validación, está afectando todas las relaciones en todos los ámbitos.
Por eso, los relaciones de hoy se consumen…incluso antes de llegar a desarrollarse completamente
La ausencia de valoración está cada vez MÁS PRESENTE y no reconoce religión, condición social , o nivel cultural…

La falta de un diálogo compasivo y de una escucha activa y comprometida con el comprender y no con el responder, el excesivo desplazamiento del Ego, la profunda inseguridad, está impidiendo que las personas se atrevan a compartir lo que sienten lo que creen , lo que crean, Lo que SON, destruye las relaciones, y acaba buscando en el “Tener” pobres sucedáneos para lo único que nos eleva como individuos:

EL AMOR

Hoy sabemos que la falta de amor es la causa principal de una buena parte de las enfermedades psicológicas que no paran de ir en aumento en Occidente.
Arrastramos la carencia del Amor desde la angustia, pasando por la depresión hasta la neurosis e incluso la psicosis o el suicidio mismo que nacen, en mayor o menor medida, de esta carencia.

Este tipo de situaciones ponen de manifiesto la escasez de caricias que las personas dan y reciben en sus relaciones interpersonales y sin ellas nuestra química cerebral simplemente se desestabiliza con el fin de compensar e insensibilizarnos, de protegernos en el aislamiento o la agresión de la angustia insoportable de no sentirse amado.
William Faulkner en su novela “Las Palmeras Salvajes” dice a través de uno de sus personajes: “Si tuviera que elegir entre el dolor y la nada, elegiría el dolor”.

De hecho la angustia que produce ese vacío es tal, que preferimos la violencia, la humillación, el mal-trato antes que el no-trato.

Es decir, que no se trata de un simple elogio, de ese cumplido con el que edulcora una conversación. Sino de hacer una observación honesta y sensible del otro. Reconociendo sus cualidades, sus genuinas competencias, SU VALOR…

Se trata , en el decir del famoso biólogo HUMBERTO MATURANA de la esencia misma del Amor: “

Validar al Otro,
como un LEGÍTIMO Otro”

No por lo que tiene, por lo que alcanza, por lo que se parece, por su semejanza al “Modelo” Sino por quien ES !!!!
La palabra valor viene del latín “valere” que significa “ser fuerte”. Es decir que cuando valoramos, somos dadores de fuerza vital.

El efecto de nuestra valoración depende de la calidad con que está dada. Esta calidad depende de 5 atributos:

  • Sinceridad: Debe ser producto de una genuina observación.
  • Personalización: Lo que le pasa todos no le pasa a nadie, lo que se valora en todos en individuo tiende a no apropiárselo, incluso por un mecanismo defensivo de evitar la desilusión de que ese “Todos” no lo incluya.
  • Adecuación: palabras justas en el momento justo valen más que cientos de ampulosos discursos..
  • Dosificación: No se trata de encubrir un intento de manipulación con el elogio constante, o una carencia emocional con el reclamo dela permanente ponderación.
    Porque la repetición hará que tarde o temprano el cerebro se haga sordo y lo considere mero ruido ambiente.
    Cuando valoremos, hagas una pausa, miremos a los ojos, dejemos nacer nuestras sonrisas o cualquier calidad de calidez que nos nazca. Es un regalo preciado, vital, démoslo y recibámoslo como tal.
  • Argumentación: el sentido y la razón de por qué se da hace que gane en relevancia para quién lo recibe.

Comencemos a dar valor a nuestras relaciones, a todos y cada uno de los individuos que cruzamos en nuestro camino, porque durante todo el tiempo en que ese cruce perdura
son Maestros de Vida …
Y co-constructores del AMOR

Comprendamos que las manifestaciones de valoración impactan siempre de algún modo sobre el concepto que la persona tiene de sí misma, de sus atributos y a su desarrollo posterior. Pongamos nuestro compromiso en estar más pendientes de las buenas cualidades,
que de las fallas y hagamos saber que las notamos, Y las valoramos !!
Porque , en resumen: Somos una única humanidad, Lo que implica
que estamos conectados, y nos necesitamos, es imposible vivir solos y aislados.
y la valoración, es un modo del Amor Que puede motivar la vida de cualquier persona.

TODOS NECESITAMOS ESE AMOR!!
Y MERECEMOS TANTO RECIBIRLO COMO DARLO!

Entonces:
Te propongo que cambiemos nuestras vidas:
No dejes que el día termine sin valor todo bueno que conforma tu ecosistema emocional y personal

¡¡¡EMPIEZA YA MISMO!!!

Porque el mundo lo necesita y tú te lo mereces
Porque como TÚ eres valioso,
Y tu Amor es valioso,
Y tu voz es valiosa,
tu presencia en el mundo, Lo convierte en un lugar mejor !!!

VALORA!!!
Es simple, conviértelo en tu arte…
Comienza por VALOR-ARTE

DEJA AL AMOR FLUIR
DEJA AL AMOR INFLUIR

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

“OJALA TE ENAMORES” (parte I)

“Yo amo,
tú amas,
el ama,
nosotros amamos,
vosotros amáis,
ellos aman.
Ojalá no fuese conjugación sino realidad. “
-Mario Benedetti-

Aclaración preliminar:
Esto, no es un Tratado sobre el AMOR.
Esto, no es un Tratado.
Esto, no Es.

 “Ojalá te enamores”. Así reza una maldición árabe, o al menos eso dicen.
Como si el “Amar” fuera en sí mismo un veneno destinado a maldecirte la vida.

Hace unos días estaba viendo la película “La Tigre e le neve” (El tigre y la nieve”) de Begnini y postee  un fragmento en Facebook que me pareció maravilloso. (Por si lo quieres ver:  “EL TIGRE Y LA NIEVE”

El fragmento insta a enamorarse,
Con toda la fuerza, con todas las ganas, no sólo con un amor romántico, sino con un profundo, un indeclinable amor a la vida.
Hemos hablado muchas veces del amor, y no pretendo dar el tema por cerrado porque es mucho más que un tema, es la esencia misma de nuestra existencia.
Pero en esa búsqueda constante de la pertinencia de las palabras como reflejos de nuestro pensamiento y por tanto constructoras de nuestra realidad, tropiezo muchas veces con la confusión

“OJALA TE ENAMORES” (Parte II)

(Viene de ““OJALA TE ENAMORES” (Parte I)

Y qué es el Amor?
Ah noooo….
Esa definición viene con trampa.
Porque hay un Amor por cada uno de los que ama.

Sin embargo hay algunas cosas valiosas para construir mirada al momento de declararnos EN-AMORADOS
Lo primero, un poquito de ontología y el final de un mito que he escuchado hasta el cansancio y que confunde.

Existe una falsa teoría de la etimología de la palabra amor :
Se la define como palabra compuesta proveniente del latín “a” significa “sin” y “mor” sería “mortem” que significa “Muerte”, entonces, Amor querría si significar: “sin muerte” Eternidad.
El prefijo de negación “-a” no viene del latín, viene del griego, por lo que no tiene nada que ver con la negación de una palabra latina así que es una construcción errónea, tanto para el griego, como para el latín.
En términos correctos debería ser:
A Thanatos (sin Muerte)
o
In Mortem … (ídem)
y ese sí lo conocemos, es el que da origen, correctamente al termino “inmortal”
Otra “Teoría” dice que amor es compuesto que significa “Sin Amo” es decir “Libre”
Ni me explayo por no ponerme cargosa (más) el mismo error que funda a la teoría anterior funda a esta así que lo demás se entiende solo.
La palabra “AMOR” viene del latín ….”amor”… y si… medio aburrido.
De ahí también las palabras amorío, amoroso, desamorado, enamorado, amigo (y su antónimo enemigo), amante, etc.

La raíz indoeuropea que le da fundamento es “amma” (voz infantil para captar las atenciones de la madre, una expresión de confianza de aquel que no duda recibirlo), que da el verbo latino “amare” ( es decir que en su origen sería “capacidad de dar atención y cuidado a un otro tan genuinos como los que da una madre) y también da origen a la palabra “AMISTAD”.
De la raíz de “amare” más el sufijo “-or”  (“efecto o resultado”, como en calor, dolor, fervor, etc.), surge el sustantivo de resultado: AMOR.
Es por esto que no tiene conexión real con ‘mort’ muerte y mucho menos con ‘amo’
El AMOR, (de pareja, por circunscribirnos al tema que da inicio a esta reflexión, no por minimizarlo) es un entrega abierta, pura, desde la abundancia de todo lo que Soy y me comparto y no desde la carencia, todo lo que No Soy y te pido que completes.

Es un cotidiano, una vocación, una militancia del segundo a segundo, la imperceptible disposición para la distancia justa. Es tiempo, entrega mutua, cuidado, plenitud, es una tregua en la inercia del individualismo colectivo, para dar o esperar sin pedir, sin sentir que nos deben.

Amar es una decisión, un salto a lo desconocido, a lo inasible, es el coraje de atreverse a la transformación, a ser distintos ahora que “somos en otro”, y que otro se constituye en nosotros.

Es un acto supremo,
un acercamiento sin igual a nuestra divinidad inmanente.

Así, el simple hecho de estar plenamente presente ante alguien es un acto de amor, amor comprometido, amor que permanece, una llama que no se apaga, que está basada en la voluntad misma de amar, y produce profundidad emocional ya tiene una vocación de continuidad (que se debe sostenerse y alimentarse, claro) que lo hace capaz de navegar las contingencias e incertidumbres, cambiando, adaptándose, pero siempre vivo.
El combustible del AMOR es la DIVINIDAD.

Pero no la divinidad del cultos, el Dios en cada uno de los integrantes, que se reencuentra consigo mismo en la multiplicidad complementaria de aspectos, celebrándose, reconociéndose y experimentándose.

No se trata de un pasional tormentoso, una epitimia ciega y enajenada , o de un apocalipsis de las terminales nerviosas y las sensibilidades emocionales.
Muy por el contrario, se trata del sentimiento que nos abre los ojos hasta la clarividencia, nos despeja la mente de juicios y estructuras condicionantes, y nos recrea el paraíso, retornándonos a unos estados de primigenia “desnudez”, puros, plenos, naturales.

Es, en términos griegos, la reunión balanceada (según el balance particular de aquellos que componen el conjunto amoroso) entre “Eros” el amor sensual, relacionado con los apegos carnales aunque no se refiere siempre a lo sexual, sino incluye la idea de anhelar unirse con el ser amado y el deseo de poseerlo.
Y el “Agape” un amor desinteresado, de entrega que tiene la capacidad de dar o mantenerse dando sin esperar nada a cambio.

En “El jardín de los senderos que se bifurcan” De J.L. Broges aparecen estas frases:

“-En una adivinanza cuyo tema es el ajedrez,
¿cuál es la única palabra prohibida?
-Reflexioné un momento y repuse:
-La palabra ajedrez-“

Hemos vapuleado, bastardeado, deformado la palabra AMOR hasta hacerle perder todo el sentido.

Hasta convertirlo en un destino anual de rojo y San Valentines, en la estación de paso antes del arrivo a la ternidad del divorcio, en la consecuencia ineludible de la lista correcta de adquisiciones y posesiones, en la interpretación patriarcal que tiñe los maltratos con colores pasteles, en la declaración de guerra de un femenino que lo quiere libre, aunque ni sepa para qué lo quiere, en la edulcorada fábula sin continuidad de los finales felices que oculta los comienzos reales.

Entonces, quizás, para reencontrarnos con el gran misterio, con la experiencia trascendente del AMOR, necesitemos el recurso borgeano de retirar la palabra de la adivinanza, para darle entidad, para motivar la búsqueda.
Para devolverle logos.

No hay palabra que no agote su semiología.
Quizá para que la palabra conserve el valor total de su potencia, sea necesario reservarla para casos específicos, siendo precisos, claros y honestos en la valoración de los fenómenos que nos atraviesan.
El enamoramiento, no es EL AMOR,
el erotismo no es EL AMOR,
la sentimentalidad no es EL AMOR
TAL VEZ, COMO TODO ES AMOR
NADA ES “EL” AMOR. …
Y así, la palabra recupere la fuerza incontrastable de los reencuentros inesperados…

“OJALÁ QUE TE ENAMORES”

Qué bueno que el que creó la maldición estuviera tan encerrado en sus miedos,que no fuera capaz de darse cuenta el tipo de bendición que promulgaba. Además, son las grandes experiencias lo que marcan la diferencia entre respirar y estar vivo.
Si de todos modos nos vamos a morir, que sea de vida.

ENAMORATE!!!
De vos,
De la vida,
Del otro,
De tu biología,
De tu divinidad,
De tu carnalidad,
De tu espiritualidad,
De tu logos,
De tu silencio,
De tu Presente…

NO TE PIERDAS LA OPORTUNIDAD DE EXPERIMENTAR EL AMOR
NO TE PIERDAS LA OPORTUNIDAD DE EXPERIENTAR
NO TE PIERDAS LA OPORTUNIDAD
NO TE PIERDAS

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.
Nota:Cuando hablo de no esperar a cambio no hablo de la posición obsesiva en el que dar se vuelve un modo de manipulación, más auto erótica que afectiva, hablo de no tener al Amor como bien de cambio, sino entregado en una danza de reciprocidades nutricias y enriquecedoras.

BONSAI

Hace mucho Años, cuando cultivaba bonsáis de modo consecuente, mucha gente solía cuestionarme el acto de tortura que implicaba para el árbol.
Sin embargo el bonsái no es la rama BDSM  de la jardinería, es un modo egoísta de apropiarse del esplendor del poder de la naturaleza.

El arte del bonsái no nace de la intención de minimizar el árbol, nace con la intención de celebrar la grandeza de la naturaleza.

Porque nace  de la observación de aquellos ejemplares naturales, espontáneos que ante la adversidad de su germinación en un lugar “equívoco”, o ante un  cambio del entorno que se vuelve limitante, elige seguir siendo, conservar su identidad, su carácter, su misión fundamental, y para lograrlo son capaces de soltar, de aceptar, de rediseñar todo aquello que sea necesario.

Un bonsái natural en su sabiduría, “comprende” que hay cosas que no podrán cambiar, y que si elige seguir siendo y estando, tendrá que ser capaz de saber qué si podrá cambiar, sobre qué si tendrá poder.

Un bonsái, es, ante todo, una muestra innegable de Aceptación, Ambición, Resiliencia, Poder, Responsabilidad y Rediseño.

Así, cuando se empieza el camino del cultivo de un bonsái comienza un trabajo de cuidado y observación.

Porque, de algún modo, los bonsaistas nos convertimos en las fuerzas de la naturaleza que interviene sobre el ejemplar, pero que también guían, nutren, contiene, cuidan.Y para el bonsaista, también las virtudes cardinales son la paciencia y la aceptación.

Porque hace falta ante todo comprender que el arte de bonsái podrá ser para todos los árboles, pero no todos los árboles son para el bonsái…

Habrá ejemplares que no resistan, o que se nieguen… los habrá que prefiera morir antes que aceptar un rediseño… y en bonsaista tiene que ser capaz de intentar con amor y paciencia peo también “soltar”… porque se trata de crear. de recrear, no del sufrimiento por el capricho del sufrimiento.

Cada uno de nosotros tiene momentos de “Bonsái”,

EL 2012 CHRONO-LÓGICA-MENTE

Aburre…
Tanta máquina publicitaria con el 2012 un poco aburre.
Y no es que no crea que es un momento de cambios cuánticos, que cosas están por llegar que son nuevas en esta humanidad.
Es sólo que no me gustan las generalidades, es simplemente que no me siento empática con los mensajes fatalistas.
Vos, yo, todos nosotros, en tanto que somos Dios Manifiesto SOMOS PODER, ETERNIDAD y SABIDURÍA, entonces algo como el fin de los tiempos simplemente no nos incluye.
Eso, sin contar el hecho de que no puede terminar algo que nunca empezó porque no existe, si la linealidad del tiempo es una ilusión… a qué nos referimos EXACTAMENTE  cunado hablamos del Fin Del Tiempo?

Se dice habitualmente que uno dice lo que dice y el otro escucha lo que escucha como un modo de consignar que la interpretación de lo dicho escapa a lo dicho.
Y entonces me pregunto qué habremos “escuchado” puestos a interpretar los mensajes de los maestros antiguos.
Qué intención manipuladora y terrorista subyacía en las mentes de quienes tradujeron/interpretaron?
Y si no era tan mal calificada sino un intento amoroso de generar una conciencia de presente a través de la inquietud por el futuro?

Como sea, si hoy, aquí, ahora, compartiendo códigos, época, lenguaje y cultura puede ser posible que yo escriba algo y vos que estás leyéndome en este preciso instante entiendas otra cosa diferente a lo que yo intenté comunicar, cómo es que los Agoreros del apocalipsis  están tan seguros de haber hecho una correcta interpretación a través de la niebla de los siglos, las diferencias idiomática, culturales, lingüísticas y sociales?
Casi todos los años, para esta fecha mis Guías de misión suelen darme un mensaje, una reflexión como tantas, si, pero con un contenido que se extiende justamente en el tiempo en la ilusión del futuro.

Este año, el mensaje es simple, claro, casi parece mínimo si no fuera porque puesta a meditar y comprender implica un cambio inmenso en nuestra “realidad” de humanos.

“Aquello que ya nunca será visto del mismo modo es LA PRECEPCIÓN del tiempo.
La matriz electrónica muta en forma exponencial y en esta transmutación en trascendencia,
hace que la conciencia terrena modifique su modo del tiempo.
El Eterno Presente será el único tiempo que conozca y así compartirá la dimensión de los Seres de Pura Luz
que están en perfecta armonía con el Poder de todos los Poderes.
Cada día , más hijos de Adam serán capaces de situarse en un tiempo dimensión y no vector”

Los griegos distinguían dos “tipos” de tiempo diferente (igual que dos Amores)
CHRONO Y KAIROS

CHRONO:  (Κρόνος)
(no confundir con KRONOS: Χρόνος) a que también se le llamaba Eón o Aión (Αίών, ‘tiempo eterno’))

Chronos (Saturno para los romanos) recibe su nombre de la raíz indoeuropea “(s)ker”  “CORTAR”  que en griego se traduce como κείρω y esto se debe a que era “el cortador Del Cielo” porque abre la brecha que divide el cielo de la tierra dando origen al tiempo manifiesto o humano *
Este tiempo, el tiempo de los calendarios, las previsiones, las distinciones entre un pasado que es irrecuperable, y un futuro que es siempre incertidumbre es el que se adoptó finalmente con el correr de los siglos.
Así nos sumergimos en una carrera interminable, y que no podemos ganar, contra el presente, que, apenas emergido en el horizonte, ya es pasado y lo hemos perdido.
Es la forma activa, controladora, exclusivamente yang de vivir nuestras vidas. Y es la concepción que ha terminado de dar forma a la depredatoria manera de vivir de occidente.
“El tiempo es dinero”  rezan todos en la vorágine de llegar a no saben dónde…pero rápido.
La juventud se vuelve un valor justamente porque se consume a si misma, (nos hacemos viejos viviendo nuestra juventud) y es necesario encontrar modos de “reponerla”
De todas la que más hace eco “el tiempo es tirano”

Pero no, el tiempo no es tirano, entre tantas obviedades, porque no existe.
Y lo que no Es, simplemente no es de ningún modo.
Los tiranos somos nosotros que pretendemos hacer entrar el universo de nuestras dimensiones posibles, de nuestro potencial cósmico, de nuestra “multiplanaridad “ en una línea de medición que no existe y que, como el ouroboros vive para devorarse a si mismo.
Porque si cuando leías “Ouroboros” era presente pero ya asó y ahora que lees esto es el futuro de ese pasado pero también acaba de pasar…

DÓNDE QUEDA EL PRESENTE.?!!
CUÁNDO ES PRESENTE?  Si al nombrarlo me proyecto en un futuro que inmediatamente se vuelve pasado

Y por eso es una carrera imposible, porque nunca somos” hoy”,  porque “hoy” es siempre apenas el futuro imperfecto de un pasado espectral.

Entonces:
Si algún cambio, global, y detonador de una nueva humanidad va acontecer, es si, el final de los tiempos, pero no de los tiempos como medida del paso del presente, sino del modo en que concebimos  (y vivimos) el tiempo.
Ha llegado el momento de

ESTAR PRESENTE,
HACER PRESENTE
SER PRESENTE.

Ha llegado el momento de olvidarnos de la adoración a Chronos y a su reinado que devora a sus propios hijos porque les tiene miedo, porque vive aterrado de que un día comprendan que no es un verdadero dios y lo destronen.
Y claro…”TÚ DIME A LO QUE TEMES Y YO TE DIRÉ A DÓNDE TE DIRIGES”
Porque le hemos tolerado que se apropie de nuestras vidas, hemos puesto bajo su gobierno lo más preciado que un Ser pueda tener…justamente eso: su SER y le hemos dado permiso para que nos tiranice, nos encarcele, nos doblegue, nos agobie, nos persiga, y nos deje tirados a la vera del camino en manos de una muerte que nada tiene que ver con la obra de Tanathos.
Morimos de frustración, de agobio, de vergüenza por no llegar, de envidia, de tristeza… o simplemente de apatía. Cientos y cientos de pequeñas muertes que se acumulan en nuestra memoria celular y terminan por convencernos de que no servimos para estar vivos, para estar acá, PARA ESTAR PRESENTES.

Pero comprender implica despertar y lentamente vamos tomando conciencia de que no hay un tiempo atrás y otro por delante…sólo hay este momento y todo aquella divinidad que podemos ser en él.
Así que el final tan temido, será el final de CHRONOS  pero, principalmente será el principio de KAIROS:

KAIROS, (καιρός, “el momento justo”) Es la experiencia del momento oportuno.
Los pitagóricos le llamaban Oportunidad. Kairos es el tiempo en potencia, tiempo atemporal o eterno, mientras que el tiempo es la duración de un movimiento, una creación. En otra acepción, Kairos también es la risa oportuna que produce bien.
No es el tiempo cuantitativo sino el tiempo cualitativo de la ocasión, la experiencia del momento oportuno.
Todos experimentamos en nuestras vidas la sensación de que llegó el momento adecuado para hacer algo, que estamos maduros, que podemos tomar una decisión determinada. Un concepto similar en el pensamiento de los mayas era el Zubuya.
Kairos, para los psicólogos, es un “insight”.
En general, es un “Momento de claridad” y, en el espacio temporal, es el momentum de la epifanía (según la etimología ‘momento milagroso’) y de la iluminación; el momento literario de la introspección, y el momento cinematográfico de los instantes antes de la muerte donde todo pasa, como una película, ante los propios ojos.
Kairos y Eternidad pasan a ser aspectos del Dios Único.

En suma, Kairos es nuestro propio tiempo, nuestro eterno presente materializado pro nosotros para nosotros, en el que seremos capaces de realizarnos en todos los planos, de alcanzar la máxima expresión del Dios que somos, de compartirnos , de amarnos, de sentirnos seguros.

Y así se reproduce le eterno Presente de la Manifestación
En el mismo instante que algo mueres algo nace y esta es la razón de ser mutua.
Algo muere porque algo nace y viceversa y lo uqe siemrpe está presente es LA VIDA.

Pero este cambio tampoco se va a dar por si sólo, se van a dar las condiciones, todas las posibles , todas las necesarias , para que ese cambio suceda, pero , dependerá, como siempre en ultima instancia, de nuestra voluntad de cambio.
Es el fin del mundo, el fin del mundo conocido, el final del mundo Chrono-Lógico que nos ha llevado a la depredación, el egoísmo, el odio, la incomprensión, la falta de solidaridad, la ausencia de empatía, de esperanza, de amor.
Pero no importa lo que termina, importa lo que empieza,  el tiempo que no es línea que se escurre sino un espacio que se abre para cobijar todo nuestro potencia, nuestro cambio vibracional, nuestras mejores luces.

Las personas que ya están viviendo el Eterno Presente son personas de paz, comprometidas con dejar su impronta en el Todo siendo puerta de acceso para quienes aún no han llegado, Seres conectados, de conciencias amplificadas.
No levitan,  no viven rezando, no cambia de colores, se emocionan, se enojan incluso…SON HUMANOS pero está en total conciencia de que esto que Son está en permanente evolución y que todos los cambios son posibles.

Esta es la invitación:
No a entrar en Pánico
No a dar lugar a Reino de Miedo
No a usar la excusa de “total ya no se puede hacer nada”
No a seguir pensando que todo es limitado y debo robárselo a alguien para poder tenerlo: El tiempo, La Atención, El Amor, Los Recursos,
Porque ese es el Mundo que termina

Sino a SER en un Perpetuo Presente
A Responsabilizarnos por nuestra vida y nuestros actos porque somos nosotros los que estamos AQUÍ y AHORA.
A Vivir comprendiendo que no hay otro momento y que hacer una vida mejor es hacer mejor este momento.
A comprometernos con abrir la mente y los brazos para Day y Recibir en Amor.
A Ser los Arquitectos de Nuestra mejor versión de acuerdo con ideal que tenemos de nosotros mismos.
A reconocernos como partes de un Todo indivisible y a mirarnos unos a otros como el “Yo Mismo” que habita en otro cuerpo.
Porque ese es el Mundo que Empieza.

PORQUE ESE ES NUESTRO KAIROS

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

“Hoy es el futuro
que tanto te asustaba ayer, dime,

ha valido la pena”
Gandhi

*Nota:
KRONOS,  es el dios de eternidad a eternidad que de tanto en tanto se le presentaba a  Zeus para recordarle que él era le rey de los dioses…por el momento

INTRODUCCIÓN AL TANTRA II

” El erotismo es algo sospechoso y siempre lo será,
diga lo que diga cualquier futura legislación sobre el tema.
Pertenece, por un lado, a la naturaleza animal originaria del hombre,
la cual subsistirá mientras el hombre posea un cuerpo animal.
Por otro lado, se encuentra emparentado con las formas más altas del espíritu. P
ero solamente florece cuando el espíritu y el instinto
se encuentran en verdadera armonía”
C.G.Jung

Desde la visión tántrica todas las formas de energía convergen, material o potencialmente, en esta dimensión.

Si partimos de la base de que esencialmente Dios es Energía, podemos darnos cuenta de que miles de años antes de que la física cuántica postulara la presencia de un campo que simplifica y conecta todo lo creado; el Tantra ya postulaba a “La Divinidad” como una fuerza que se manifestaba también el individuo y que por ende era sensible de ser conectada y explorada.

Hoy, en términos científicos sabemos que este universo es parte de un campo continuo e infinito que se extiende multidimensionalmente en el que todo está relacionado, integrado y por lo tanto en relación con todo. Sin embargo esto no inhibe nuestras percepciones de MATERIA SÓLIDA, INDIVIDUALIZADA, SEPARADA Y / O EN CONTACTO que forma parte del modo en que vivimos y convenimos con la manifestación a fin de poder aprovecharla como dimensión de Experiencia.

El Tantra nació para experimentar la realidad de ese campo continuo e infinito, y para integrarla de la mejor manera posible a la realidad material del individuo logrando que este tome consciencia de su divinidad y la proyecte.
Esta filosofía está basada en la búsqueda de un estado de conciencia, entendiendo que hasta un fotón posee conciencia y que esta es de la misma naturaleza de la conciencia Divina.

Por lo tanto nosotros no solo somos conscientes como individuos, sino que somos la integración sinérgica de todas las conciencias que cohabitan en nosotros, subatómicas, moleculares,

UN VIAJE (Madre Ayahuasca)

El gran búho blanco se recorta en vuelo sobre el paisaje aún oscuro del amanecer en línea recta hacia La Que Camina en Sombras, ella abre los brazos, feliz de verlo llegar y él proyecta sus garras, como cuchillos, al centro de su pecho, arrancándole el corazón.
Mientras lo devora imperturbable, la mujer le pregunta, aturdida de confusión:
-Por qué lo has hecho?!!!-
Con las plumas bañadas en sangre y los ojos amorosamente fieros el gran cazador le responde
-Si no mueres…cómo esperas nacer?-

La noche se hace azul iridiscente y la Madre Araña camina desde el principio de los tiempos dejando a su paso un hilo de Oro rubí que teje el entramado de cuerdas, la red que forma el principio de la manifestación. Una danza elegante de partículas que se combinan, se acercaran, se alejan, rotan, en ambas direcciones como dos que se acechan siendo uno y forman un multiverso de infinitas posibilidades, potencia e inmanencia de todo lo que es y puede ser.

El paisaje se ilumina de mundos y dibuja sobre la red un perfecto armonioso e infinito.

La Madre araña camina lentamente sobre el cuerpo de La Que Camina En Sombras,

LOS ERRORES DE LA COMUNICACIÓN

En una Era que suele describirse como la “Era de la Comunicación” donde los medios de difusión han alcanzado un nivel tecnológico sin precedentes, se han realizado cientos de estudios sobre la fisiología, la neurología y la psicología del lenguaje y la comunicación, parecemos estar más aislados que nunca.
Vivimos rodeados de una serie de estructuras y preconceptos que nos “impermeabilizan” contra “el Otro”.

¿Cuáles son los impermeabilizantes más comunes?
La Falta de claridad en el Discurso:
En un mundo que se maneja mucho más allá del límite de velocidad hay que decir algo, y sobre todo hay que decirlo rápido. Desde el discurso empresarial, académico e incluso publicitario se nos conmina a una mente ágil, asertiva, elocuente, informada y dispuesta las 24 horas. No podemos ni imaginar siquiera una escena en la que nos quedemos en blanco o en la que nos atrevamos a decir…”No se, en este momento no lo puedo evaluar.”
Es como el sueño en el que uno aparece desnudo en un trasporte público… Acá esta nuestra mente inferior al descubierto, ahora todos van a saber que no somos brillantes!!!

El proverbio árabe nunca fue más necesario como en estos días…

“Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio,
no lo vayas a decir.”

Es en esta supuesta agilidad mental que se basan los errores más comunes de la comunicación.

Digamos siempre lo que queremos decir, cuando lo queremos decir y como lo queremos decir, para eso la pregunta clave es PARA QUÉ.
No es muy útil preguntar el por qué de las cosas porque es muy fácil que se cuelen en él subjetividades, (porque yo quiero, porque es lo que siento, porque me gusta; nada de eso suele ser muy clarificante)
En cambio es un hecho casi indiscutible que si somos honestos en nuestro razonamiento el PARA QUÉ definirá claramente si algo debe ser dicho y en caso de ser así bajo que condiciones.

Los Juicios Previos de Valor:
Increíblemente aún solemos juzgar a los demás a primera vista sin mediar ni siquiera un intento de conocerlo (y no me estoy refiriendo a temas de intuición, que aún así deberá ser confirmada, me refiero a que miramos la ropa, la tez, el comportamiento y nos creemos perfectamente capaces de decir quién es doctor, verdulero, artista o secretario).
Y como si esto fuera poco de acuerdo al veredicto previo (PRE-JUICIO) al que hayamos arribado le quitamos al otro todo derecho de rectificación o descargo.

Las Suposiciones:
Nuestro cerebro cuenta con un mecanismo de contingencia tanto fisiológico como psicológico que en psicología específicamente se llama CONSISTENCIA.
En términos muy simples se trata de que el cerebro “completa” las piezas de información RESTANTES de un plante o una situación; y no lo hace gratuitamente, lo hace como un mecanismos de manejo del Stress, el cerebro simplemente No Puede tener “Piezas Sueltas” porque eso quita estado de Realidad, nuestra realidad percibida es un conjunto de cosas, pautas y situaciones sólidas que nos provocan seguridad sin importar que tan “Reales” sean de hecho.
En el plano fisiológico intervienen varios neurotransmisores y la dinámica de la amígdala, y el mecanismo es más primitivo aún, se remite a los tiempos en que la falta de información sobre una situación o individuo determinado sencillamente podía costarnos la vida.
Este contexto inicial da origen a la SUPOSICIÓN “lo que el sordo no oye lo compone…”, una respuesta directa creada para reducir los niveles de stress. Se completa el cuadro de realidad, mediante el cuál se saca una conclusión y se vuelve al estado de “Paz”. El Flujo de neurotransmisores cambia y obtenemos claras sensaciones de placer.
Y acá esta el problema… SE NOS HIZO UN VICIO.

Suponemos porque es más fácil, es más cómodo, otorga respuestas más satisfactorias, genera menos angustia, sostiene las zonas de Comodidad; y lo hacemos con tanta liviandad que tendemos a excluir al otro. Lo tenemos enfrente pero preferimos suponerlo a preguntarle y que nos responda algo que no queremos oír. De hecho preferimos que nos supongan antes de hacernos cargo de una actitud nuestra o tomar la responsabilidad de una idea o acción.

Así siempre vamos a tener las dos muletillas todo terreno:
“Pero yo como iba a saber que era esto y no lo otro…” (Claro si no te lo quise preguntar)
“Yo jamás te dije tal cosa…”(Yo lo di a entender no más, el resto corrió por tu cuenta).
Hoy en día no hay ninguna razón para la Suposición que no sea la de querer hablar pero no comunicarse.

Las Personalizaciones: Tenemos un GRAVÍSIMO problema de ego. Todo lo que pasa en el planeta pasa por nosotros, contra nosotros, a favor de nosotros, para nosotros.
Solemos tomarnos todo (pero todo eh?) personalmente. Alguien nos mira mal en el subte y no es porque esta con su típico mal humor de la mañana, es porque la tiene en contra nuestras. ¿CÓMO?! si ni siquiera nos conoce.

Llevamos la personalización a terrenos rayanos en lo ridículo… y metidos en lo ridículo también; justamente cuando debería ser al contrario: aún cuando el otro se este refiriendo específicamente a nosotros es muy probable que no sea para nosotros.

No nos olvidemos que cada uno de nosotros percibe la realidad en el espejo de la memoria, todo lo que “la realidad” nos revela está teñido de recuerdos, improntas y circunstancias EXCLUSIVAMENTE nuestras que le dan coloratura. Así aún cuando se refiera a nosotros lo hará desde su color de realidad o, dicho en otras palabras, desde un planeta en el cual nosotros ni existimos.

HAY UNA COMUNICACIÓN MÁS REAL EN EL SILENCIO DE UNA MIRADA QUE EN EL RUGIR DE MILES DE PALABRAS.

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

OPINAR

Me permito una opinión…
Mi opinión….
La única que me puedo permitir porque es la única sobre la que soy responsable.

Leo… leo.. .y sigo leyendo.
Escucho…escucho… y sigo escuchando.
Veo…veo…  y sigo viendo.

Donde quiera (y en todos los modos posibles de expresarlas) veo crecer selvas de opiniones que son lanzadas al aire como verdades inapelables, y lo que es aún peor… que son CREÍDAS  por quienes las emiten como VERDADES INAPELABLES.

Pocas (ninguna?) veces nos detenemos un instante a pensar en qué se basa esto que estamos por decir, o que estamos por creer…o que hemos creído toda nuestra vida.

Opinar viene del latín “opinio” que se puede traducir como

LAS COSAS COMO SON (?!!)

Camino por el costado del Riachuelo mientras dos golondrinas recién arribadas beben del espejo de agua marrón, y yo repaso las casi cuatro horas de una sesión que , ahora comprendo, ha servido como broche final de este “CÓMO SON LAS COSAS” que me viene persiguiendo desde hace unos días.

Para las golondrinas el mundo “ES” …
Y además es simple.

Volar,
comer,
beber,
cortejarse,
anidar,
criar,
emigrar… volando.

O al menos hasta donde mi imaginación alcanza es así.
Y mi imaginario está construido con las ideas de los biólogos, las teorías de los ornitólogos, las enseñanzas de mis maestras, los cuentos de niña, y las teorías de algún abuelo fanático de las aves de esos que nunca faltan.

Pero, bien pensado… EN VERDAD… no tengo modo de saber si

LA NAVAJA DE OCKHAM

<s
“Entia non sunt multiplicanda praeter necessitatem.”
(Las entidades no deben multiplicarse innecesariamente). William de Ockham (1285-1349)
O dicho de otro modo:
Cuando dos teorías en igualdad de condiciones, tienen las mismas consecuencias, la teoría más simple tiene más probabilidades de ser correcta que la compleja.

EL REINO DEL SILENCIO

Un fenómeno:

Se llama “consistencia” y es la respuesta del cerebro a la ansiedad del desconocimiento.

El cerebro no tolera el “vacío”, así, cuando no tiene datos suficientes “Supone”, “Conjetura”.

Un mecanismo que se conoce desde lo social como una costumbre de mal gusto y educación, pero que es mucho más que eso… es un tóxico de la mente y al poco tiempo del alma.

Los toltecas hablaban del fenómeno de las suposiciones, y lo incluyeron como algo cardinal en sus “4 Acuerdos” calificándolo como una fuente principal del “Mitote” (la alienación en la ilusión).

Y la toxicidad se debe a que cuando conjeturamos no nos basamos en el otro, ni en la información objetiva, ni en deducciones…

Nos basamos en nuestra historia, en nuestra experiencia, en nuestros miedos, en nuestros fantasmas, justamente, porque al no hablarnos, poco y nada sabemos del otro…

Así, paradójicamente, cuando suponemos por “consistencia” tratando de llenar “la ausencia” del otro… es cuando más nos alejamos, cuanto más ausente está.

Pero es un fenómeno casi automático.

Un paliativo para la angustia que produce la ansiedad por saber… por conocer, por no quedar en el vacío, por llegar.

Un hecho:

 

Vivo, leo, busco, exploro. y sobre todo, por pasión, soy una herramienta bien entrenada.

Muchos son los paisajes interiores de soledad… de desconcierto… de distancia emocional… de alejamiento… de finales tormentosos… de inicios tormentosos. Puedo “sentir” el agotamiento emocional tras las palabras.

Y lo que más me llama la atención es que en casi todos ellos hay preguntas recurrentes

Por Qué?

Cómo?

y “La Suposición” está presente en muchas de las respuestas implícitas de estos tormentos.

Vivir “la humanidad” es difícil.

Y de entre sus dificultades, sin comparación, las dos mayores son Sentir y Comunicarse “humanamente”.

Tenemos miedo a abrirnos, porque nos han maltratado antes, y si no ha sido a nosotros ha sido a nuestros padres que nos lo han grabado “con la leche temprana, y en cada canción” (Serrat).

Así que vamos por el viejo proverbio que reza:

“el hombre es esclavo de lo que dice y amo de lo que calla”

Y buscamos ser amos.
Tener el control.
Alejarnos del daño (real o aparente, es igual, lo que vale es lo que nos vale).
Ese silencio dispara en el otro el mecanismo de “consistencia”.

El otro supone, compone, llena vacío, trata de mitigar el sufrimiento del silencio, la incertidumbre de no saber quién es en nuestro plano, qué significa para nosotros.
Y lo hace con sus luces… y sus sombras.
Saca una conclusión y opera en consecuencia.
Porque no le queda más remedio, porque nuestro silencio, nuestra exclusión lo condena a quedar varado en una espera frustrada permanente.

Pero no nos importa, porque somos los amos…amos de lo que no hemos dicho…
Y nos ofendemos…
Nos damos por ultrajados porque el otro no nos tomó en cuenta para decidir, porque el otro supuso lo que nos pasaba, lo que pensábamos, porque el otro no nos preguntó, (cuando es un hecho que  hemos evadido las preguntas)

Real o no, equivocado o no, nos escudamos impunes en el hecho de no haber dicho, de no haber afirmado (aunque nunca hemos negados tampoco), de haber sido amos del silencio para poder acusar al otro del ultraje de suponernos.
O peor, para poder menospreciar lo que el otro dedujo que sentíamos, porque dejamos que los “errores” de su conjetura, (reflejo de sus propios sentimientos, amores, temores, embelesos, sombras) se alojaran en él .

Total, verdaderos o no, siempre podríamos negarlos según la conveniencia de lo útiles que son a nuestros propósitos.
Si no:  sacamos las “Tarjetas Rojas”:

“Vos me mal interpretaste… no fue eso lo que yo quise decir”
(Claro que es bajo!!… salir indemnes no siempre es lo mismo que salir limpios)

No invertimos un minuto de empatía en el daño de nuestro silencio, en la angustia de nuestro abandono comunicacional, de la exclusión emocional.
En el desconcierto de los minutos que se fueron agolpando y que se volvieron veneno en la mente del otro , que presa de su deseo, su necesidad o su amor, construía paisajes posibles en medio de la salina que creó nuestro ostracismo.

El viejo y nunca bien maldecido juego del gato y el ratón:
Un juego mediocre, cruel
peligroso…
Y sin embargo un juego de gran aceptación entre nosotros.

Andamos a tientas hasta que lo aprendemos, porque parece que todos tienen la clave de “cómo va el juego” menos nosotros.
Pecamos de inocentes, no maltratan, nos humillan y nosotros no sabemos que “botón” hace falta para parar la película.
Y un día…sin importa demasiado cómo, lo aprendemos.

A veces es porque somos las víctimas de un silencio que nos mata el alma, a veces nos lo enseñan con buenas intenciones, a veces lo deducimos por ensayo y erro. No importa.
Y ya que lo aprendimos creemos que tenemos el santo y seña del mundo en las manos, la llave de la seducción, la fuente de juvencia de nuestras ilusiones protegidas.
Todos a nuestro alrededor funcionan a botonera y nosotros vamos por ahí apretando botones a diestra y siniestra.

Somos los magos de las medias palabras, los silencios estratégicos, las miradas esquivas, las cuasi verdades, las “posiblemente ciertas” sospechas…
Ni por un instante se nos pasa por la cabeza que tal vez todos funcionan a botonera porque eso es todo lo que somos capaces de ver en ellos, o porque los “sintonizamos” de acuerdo a nuestra propia bajeza… Donde está nuestro pensamiento está nuestra realidad.

Ni se nos ocurre pensar que no se puede manipular
sin ser manipulado,
no se puede ser “dedo”
sin ser “botón”.

Creyendo que encontramos la fuente de nuestro control sobre el mundo y los otros, nos convertimos en un estereotipo que sólo puede interactuar con seres iguales, o con aquellos que no los son, pero que se dan cuenta que no es posible compartir más con nosotros y nos tratan con la deferencia que se trata a un inválido emocional.

Porque los Seres Humanos de verdad aman vivir… y vivir no es apretar botones.
De un modo similar, otras veces quedamos del otro lado…
Somos los ignorados, los negados a la palabra, somos aquellos, indefensos e inermes, de los que el otro se está defendiendo, porque en realidad libra una lucha de miedos con sus propios fantasmas.

Y tenemos sentimientos, esperanzas, angustias, necesidades.
Hemos sido “domesticados” en buena fe (el entregarse en esclavitud para manipular, es otra historia que pronto me tocará contar pero no entra acá)
Y ahora somos dejados en silencio.

Y conjeturamos, suponemos, revolvemos dentro de nuestra propia ansiedad.
Es malo, no es correcto, es indigno, nocivo, minusvalidante, pero es prácticamente inevitable.
Las opciones son eso o la indiferencia emocional…
la muerte de nuestra fuente de vitalidad.

Hace falta mucho entrenamiento para mantenerse al margen, para aislar el silencio de otro como un campo quirúrgico, pero sobre todo hace falta estar dispuesto a hacer de una comunicación una biopsia.
Un remedo aburrido de contacto con el otro que no es lo que teníamos en mente.

Hace falta mucha valentía para decir a alguien, lo que sentimos, lo que deseamos, lo que esperamos, lo que soñamos, lo que necesitamos, lo que creeemos… lo que nos habita, pasando sobre el riesgo que implica “abrirse en canal” para mostrarse y darse.

Y ser cobarde es mucho más fácil.

Negamos lo que somos, lo que sentimos, lo que nos pasa, lo que sabemos, negamos incluso nuestras circunstancias porque como no sabemos qué hacer con ellas preferimos no mencionarlas hasta que explotan en la cara del otro y este siente que el mundo ha quedado sin cielo, y sin suelo.

Se da cuenta de pronto que no lo han tratado como un ser humano sino como un objeto que se acomoda ya aquí, ya allá, de acuerdo con la circunstancias.

Pero siempre excluido, obviado, postergado.

Nos escudamos en cuánto de difíciles son las cosas para nostros para no hacernos cargo de que tenemos un compromiso moral y afectivo con el otro, un compromiso que nosotros hemos adquirido de propia voluntad.
Y honrar esos compromisos a pesar de las ciecunstancias es una muestra de cariño y de respeto.

No podemos forzar al otro a ser esclavo de nuestros tiempo, el otro debe poder tener la libertad de elegir o no nuestras ciecunatancias y sólo la tendrá si lo participamos en ellas.

Esto no significa que tengamos qeu interrumpir nuestros procesos internos, no que tengamos que dar explicaciones que entran en el ámbito de nuestra intimidad o nuestro conflicto significa simplemente ser capaz de confia en el amor que tenemos y en le que recibimos y participar al otro de lo que nos pasa, delo que sentimos,y lo que pensamos, pidiéndole un tiempo para elaborarlo si es preciso y fijándolo en consideración al otro.

Y volver a habla y volver a pautar tiempos si es preciso y dejar al otro la libertad de aceptarlo o no.

Pero no podemos dejarlo a un costado de nuestra vida para recuperado sólo cuando sea necesario, cuando deba volver a cumplir su papel de consuelo, abrazo, contención, cariño, amistad, despeje, engranaje, arranque, reparación.
Pero elegir el miedo y traducirlo en silencios, omisiones, indiferencias o exclusiones es más fácil porque nos da la sensación de el control sobre los mundos, tanto propios como ajenos…

Sin darnos cuenta que en lo que de verdad logra es hacer que nuestro mundo sea tan asfixiantemente pequeño y pobre que puede manejarse todo con un dedo. Y en cuanto al de los otros… manejamos ciertas circunstancias a costa de el riesgo inmenso de que el otro decida que no valemos la pena el esfuerzo.

El juego del gato y el ratón es uno de los tantos hijos del miedo:
Y temo, temes, tememos,
Callo, callas, callamos,
Supongo, supones, suponemos.
y que juzgue el que esté libre del pecado…

UN CONOCIDO PROGRAMADOR NEUROLINGÜISTA
LLAMADO LAIR RIBERIO SUELE POSTULAR:
“SI LE MOLESTA LO QUE RECIBE, REVISE LO QUE EMITE”

Y Yo Suelo Agregar En Mis Clases:
Y Si Lo Que Molesta Es Lo Que No Se Recibe,
Revise A Quién No Lo Emite.
Puro Sentido Común.

Pura Empatía.

Una realidad:

SÍ!
Somos amos de lo que callamos…
Los amos absolutos en un reino en el que sólo hay espacio para nosotros.Los reyes de un desierto de soledad y silencio.
Reyes que se llenan de palabras altisonantes e imágenes idealizadas de sí mismos para poder acallar el silencio ensordecedor…
Hasta que un día algo sucede, y nos obligan a quedar callados, a no poder distraernos en defensas y retóricas, en proyectos vacíos de futuros que nacerán mágicamente porque ni los estamos construyendo…

Y de pronto todo el silencio cae sobre nosotros hasta dejarnos sordos.
Para ser honesta,  (y sin importar lo que me gustaría creer de mí) no creo que haya sido ni mi crecimiento, ni mi necesidad de darme, ni mi búsqueda interior por tratar de emitir correctamente,o por aprender a valorar a quién me escucha que he dejado de jugar al silencio.

Ha sido mucho menos noble.
Creo que yo he dejado de callar más por claustrofobia que por valentía.
O lo que es lo mismo…
Por miedo al encierro, más que por libertad.

Porque los miedos que engendran al silencio pueden ser tan inmensos y tan aterradores que no dejan mover y al mismo tiempo se apoderan de nuestras voluntades como de marionetas sin cabeza.

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

INTRODUCCIÓN AL TANTRA I

“El erotismo es
una de las bases del conocimiento de uno mismo,
tan indispensable como la poesía.”
Anaïs Nin

Los occidentales cuando pensamos en Tantra pensamos en Seeeexo!

Y no es de extrañar porque cuando pensamos en autos pensamos en sexo, en ropa o perfumes: pensamos en sexo, en yogures o detergentes: pensamos en sexo.

De hecho cuando pensamos en juventud o en vejez, en religión y espiritualidad pensamos en sexo.

  • Tenerlo,
  • negarlo,
  • abstenerlo,
  • proclamarlo,
  • esconderlo,
  • censurarlo,
  • diversificarlo,
  • multiplicarlo,
  • simplificarlo,
  • mistificarlo,
  • comercializarlo,
  • culparlo,
  • excarcelarlo,
  • deidificarlo,
  • mandarlo a decapitar.
  •  1º, 2º, 3º, homo, trans, hetero, bi… pan… metro… sapio…a… “sexual”… es decir, con cualquier excusa:

    ¡SEXO!

La cultura occidental (y la judeo-cristiana en particular, es obsesiva sexual.
Como los perros se persiguen estúpidamente la cola, nosotros nos perseguimos los genitales. Porque esa es la otra cara de la realidad…

Estamos genitalizados, no erotizados.

No hay educación, ni filosofías occidentales que nos enseñen sobre la importancia del erotismo, sobre la energía que encierra el VERDADERO CONTACTO, ese punto de comunión donde “el yo”, y “el tú” se funden en una unidad de amor que nos trasciende y nos pone de frente a lo sagrado que nos constituye, que nos da vida, que define nuestra REAL IDENTIDAD.

Tal vez al Orgasmo le digan “Petit Morte” no por la muerte en sí… sino porque es el umbral de un nacimiento. El punto en que nacemos a nuestra esencia más sutil, más perfecta, más íntima…

Y podemos renacer una y otra vez.
A nuestro placer… LITERALMENTE.

Y el conocimiento de esto (y más aún la experimentación) otorga a cada uno como individuo una consciencia de sí y de su poder que lo hace “Anormal”… completamente “fuera de la norma”, de los estándares socialmente diseñados para mantener “el orden”.

Entonces claro, no hay nadie que nos hable sobre la importancia de recrear en nuestros cuerpos y en nuestras vidas el misterio de lo sagrado, aquella chispa de divinidad que hace de nuestra unión sexual uno de los caminos posible de trascendencia, una lección de Amor Divino hecha danza.

El erotismo es la expresión de esa llama, de esa potencia, de esa energía inmanente… la genitalidad es sólo eso… un sabroso regalo de los instintos, digno de valorar, apreciar y cultivar…Una bella (como todas) expresión de nuestra corporalidad.

  • Como comer (que no es paladear)
  • Como dormir (que no es soñar)
  • Como ver (que no es mirar)

Lo postulaban todas las filosofías antiguas, con el paso del tiempo lo validaría “la ciencia”:

Los músculos guardan la memoria de toda nuestra historia.

Esto es algo que aprendí hace no tengo idea cuántos años, y mi visión del mundo cambió radicalmente.

Nunca más fui capaz de retener la estética de un cuerpo, nunca más fui capaz de tocar “carne”. Lo que toco, lo que veo, siento, es historia viva, dolores que quedaron, sueños cumplidos, fantasías perdidas, amores que bendijeron, risas compartidas, llantos solitarios. No es un cuerpo, es un alma densa, es una historia completa que merece respeto, cuidado, atención.

No se toca un cuerpo, se toca una memoria… UNA VIDA INTEGRA.

Sin embargo, el Tantra no tiene una relación mayor con el sexo que con la comida, o el descanso, la familia, el dinero, la muerte o el ocio, la higiene o la declaración de impustos. De hecho, hay escuelas tántricas (post-védicas por supuesto) que incluso propician el celibato.
En realidad, es el sexo el que tiende al Tantra anhelando alcanzar su máximo potencial, y no al revés.

En sánscrito “TANTRA” podría traducirse de este modo (como una de sus antas traducciones potenciales)

Tan: Extender, expandir
Tra: Liberar.

En términos cotidianos se lo define como expandir y liberar la conciencia, pero su definición puede atomizarse y aplicarse a cada nivel de energía que se quiera liberar y/o expandir.

Es la doctrina más antigua que se conozca puesto que tiene sus raíces en el culto de la “madre” que se evidencia ya en la edad de piedra. Sin embargo sus primeros registros escritos datan de finales del siglo II de lo que reconocemos como la “Era Cristiana” Porque el verdadero Tantra (que también puede traducirse como “TRATADO”) es de tradición oral.

Un culto nacido durante el Matriarcado que promueve, ANTE TODO:
LA CELEBRACIÓN DE LA VIDA COMO PARTE INTEGRANTE DE LO DIVINO.
(Con el tiempo se fusionó (¿lo fusionaron?) con la cultura védica y lo demás es historia turbia.)

 Pero lo dicho:

Ante todo, y por sobre todo el Tantra es la Celebración de la Divinidad partiendo de la Vida misma, de la mismísima materia, en tanto esta es obra de la divinidad, en busca de la Unidad, de la dimensión del Padre-Madre Dios Unificado, libre de dualidad e ilusión.

Desde allí la conclusión es simple: ¿Cómo estarías frente a Dios en persona?
¿Asombrado, concentrado, involucrado, comprometido, extasiado, agradecido…?
Cómo te comportarías, que le dirías, ¿cómo te dirigirías a Dios si lo tuvieras justo frente a tus ojos?
Porque eso es la materia cotidiana.

Y si Dios está Presente en su totalidad en todas y cada una de las manifestaciones de la Materia, sin excepción: ¿Cómo deberías vivirla?  y la respuesta es tan natural como referencial a nuestro tema de conversación: TANTRICAMENTE

Porque el Tantra propone permanecer en el eterno presente honrando la Presencia de Dios y el Misterio de nuestra propia Divinidad.

Muchas tradiciones y filosofías se han hecho eco, con mayor o menor precisión, con mayor o menor consciencia de esto y promueven poner Amor en cada uno de nuestros actos. Es bello…bellísimo.

Pero la invitación del Tantra va incluso más allá: ENCONTRAR el Amor y la Divinidad en cada cosa que hacemos.

  • ¿Cómo llega a nosotros el amor en aquello que tenemos en nuestras manos, en aquello que experimentamos, en aquello que vemos?
  • ¿Cómo podemos reconocer la vibración de la divinidad en todo lo que no rodea por grande o pequeño que sea?
  • ¿Cómo encuentro a Dios vivo, real presente, en la mirada del otro?

¡¿Pero cómo, y el Sexo?!

Ah!!
Pus yo de corazón espero que bien, que siempre suma..
Pero no es el punto.

El sexo es la representación material del Poder Creativo del Uno (El Dios-Diosa, en Síntesis) y como tal posee el potencial (¡NO EL PROPÓSITO!)  de recrear dicho Poder convirtiendo al éxtasis sexual en una Manifestación de la Divinidad.

Ahora:
¿Si dos que se atraen no unen sus cuerpos en un ritual místico divinizante, no van al infierno (o al cielo)?
¿No reciben condena alguna por “perder el tiempo”?
¿Si sólo están eligiendo vivir una parte de la experiencia cuando de hecho ESTÁN OBLIGADOS a vivirla toda?
La respuesta a todo es un definitivo NO.

Debieran hacer exactamente lo que hacen:
Elegir, una y otra vez; y sentirse libres de modificar dicha elección cada vez que lo crean bueno para ambos.

¿Si una persona se masturba “tántricamente” es menos censurable una acción que tradicionalmente se tilda de oscura y pecaminosa? NO.

Porque de hecho su acción no es ni oscura ni pecaminosa, ni antes, ni durante, ni después de calificarla como “tántrica”
“PECADO” significa etimológicamente “Errar al blanco” así que salvo que no recuerdes dónde están los puntos de placer, no hay nada “pecaminoso” en una masturbación.

(Y si no los recordás , ¡¡Pues a buscar!!, que quien busca encuentra).

 Es simplemente una elección, en la que puede incluirse el conectar con la Energía Vital hacia el Amor Universal a través del amor a sí mismo, o no, preferir quedarse con la experiencia autosatisfactoria sin por eso deba recibir ninguna amonestación o censura religiosa.

SU CUERPO, SU TEMPLO: SU ELECCIÓN.

Tantra invita a ir más allá, a hacer de cada cotidiano una conexión energética divina para propiciar el cielo en la tierra en cada uno de nosotros.

No es una ley, es un llamado.

OBVIAMENTE, si uno está sufriendo la muerte de un ser amado, se le hace más difícil encontrar los horizontes de divinidad que si está escuchando música, y si está escuchando música resulta más difícil que si está teniendo sexo, y si está teniendo sexo, resulta más difícil que si está celebrando una comunión profundamente amorosa y erótica con el ser amado.

 Simplemente
porque es más fácil ver
dónde hay más Luz.

La elección radica en cada uno de nosotros en cada instante del presente: Reducir el Tantra a una serie de ejercicios pubocoxígeos , posturales y respiratorios más enfocados en presentarle batalla a la eyaculación con el fin de resultar victoriosos en la carrera contra la multiorgasmia es negarle su verdadera identidad y vocación…

La de Abrazar la vida material en un Éxtasis de Divinidad.

Y, por ende, es negarnos a cada uno de nosotros la invitación a vivir de todos los modos posibles, sin restricciones, sin juicios, sin limitaciones.

Porque somos Dios,
Viviendo la experiencia de Dios,
Dentro de Dios.

COMO SIEMPRE, LA ELECCIÓN ES TUYA

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

EL PROBLEMA NO ES EL PROBLEMA

Lento…
Las Reflexiones siempre se gestan lento. Es un problema.
Porque mientras se iluminan unas áreas de lo que estoy por escribir otras no aparecen y yo me las voy olvidando.
Cada vez siento que no voy a ser capaz de rehilvanarlas todas y me preocupo.

IMAGENES:

  • Alguien me dice que su vida es un mar de lágrimas y el modo casi teatral en que lo declama me produce una sensación de decorado en el centro del plexo solar.
  • Una persona a quien respeto poderosamente me dice con una sonrisa, ante un suceso al que yo le estoy otorgando de momento mucho poder: -” no hay problema, si es humana la solución la vamos a encontrar, y si no es humana la vamos a humanizar. No quiero ver que te preocupes.”-
  • Ante LA MISMA circunstancia otra persona elije rendirse porque no hay nada que pueda hacer.
  • Veo a alguien perder lo que ama sólo por no cambiar lo que vive.Y decir que no es su culpa.
  • Alguien inventa sobre mi vida los problemas que yo misma no he creado y los usa para justificarse.
  • Un hombre joven ve su sueño más preciada tambalear por sus convicciones y no se las cuestiona…sigue.

Y cada uno de estos cuadros me va dando las palabras, los hilos para una reflexión que no termina de gestarse tal vez porque yo la convierto en un problema.

Mi cliente se sentó en el sillón mientras me contaba

CICLOS

“Todo nace y todo muere,
es la ley, y sin embargo,
unos mueren por morirse no más,
y otros por algo…”
(J. Larralde)

Tanatos y yo tenemos un modo especial de relacionarnos, tal vez porque me gusta su danza pero sé que me miente, tal vez porque cuando la veo danzar recuerdo que danza por la vida, porque la vida ES en tanto existe la muerte…sino sería otra cosa.

Hace ya unos días que lo veía comportarse en forma extraña, uno de “mis” zorzales tenía un volar errático, comía poco, había perdido espíritu. Desconozco se algo le sucedía o era la sucesión de días que se constituyeron en final de una vida, nunca antes “presencié” el final de un ave.
Está mañana salí para una rutina que no quiero y debo y no me gusta, él cantaba.
Yo en cambio estaba enojada conmigo misma porque no ha habido manera de conversar con mi miedo y entonces toma imperio y se hace carne, y lo último que necesito ahora es sumar cuernos a los palos.
Y me enojo, y entonces, a los cuernos y los palos le sumo los insultos y

RECUERDA LA MEMORIA

“Les recomiendo especialmente que hagan su genograma, es importante saber sobre nuestras raíces, sobre la historia que no precede”
La profesora nos dio la sugerencia y de todo lo que yo le había oído decir en los privilegiados momentos en los que había disfrutado de su profunda sabiduría, (y de un cúmulo inmenso de conocimientos), esta recomendación en particular me sonó pueril.

“No sé nada de mí…quienes fueron mis padres, de dónde vengo, es como si fuera un punto que de pronto se ha materializado de la nada y gira sobre sí mismo sin sentido”
Luego de un accidente una lesión craneal había dejado a mi consultante sin recuerdos, de ninguna índole. Los médicos le dijeron que el pronóstico era favorable pero que la recuperación demoraría un tiempo.
Repentinamente empezó a tener ataques de pánico producto de los altos niveles de ansiedad que la falta de memoria le ocasionaba.

Camino por los pasillos de la memoria…

TANATOS COMO LECCIÓN DE AMOR

Es una gran bailarina Tanatos.
Danza entre los vivos mientras acaricia a aquellos que ya han decidido su partida y se entregan. Y en el insondable dolor de la pérdida, nos negamos a aceptar nada que se aproxime remotamente con la idea de ciclo, de elección de momento, de contrato previo… no importa si ya manejamos estos datos de antes o si acabamos de encontrarnos con ellos a los efectos de ayudarnos a superar nuestra pérdida.

GYFU

El Camino es largo.

Si, para quienes elegimos caminar mirando cada paso, para saber hacia dónde lo estamos dando, el camino es largo.
Y es largo, no porque lo alargue nuestra decisión, sino porque mientras lo recorremos de ese modo, somos conscientes de que estamos en camino.
Cada tanto, se hace necesario detenerse, mirar, revisar esa cruz del “Usted está aquí”

Pocos saben que la cruz que marca un punto, o que sirvió a los efectos de representar una firma,  es un símbolo rúnico.
Gyfu( X ) “La restauración del equilibrio, la conciliación, el acuerdo entre dos partes … o planos, (de ahí que sirva como rúbrica), el punto donde dos caminos se cruzan para definir el ESTAR.”
Un aquí, un ahora.

Sin embargo, ante de ser Gyfu ( X ) fue Ken (< ) , “El Fuego Humano, la fuerza vital. La autoconsciencia.”

La Ken (< ) se ubica con el vértice al centro, con la apertura apuntando a la cuatro direcciones,

EL ENCUENTRO DE LAS ALMAS

Andar este camino demanda elecciones y decisiones.
Muchas de ellas tienen que ver con la conciencia de estar de paso, o con la consciencia del desapego. No como un castigo, sino como una sutilización de nuestro estado de conciencia…porque podemos.

Sin embargo, ya que humanos, aspiramos al encuentro con el compañero de ruta, un alma afín que nos permita compartirnos sin reservas.
Mucho se ha dicho sobre el concepto de almas gemelas y no pretendo erigirme en seguidora o detractora de nada de lo dicho.
Sin embargo cuando se habla de “Almas Gemelas” parece que se hablara de una “remake remixado” del príncipe azul o la princesa encantada.
Ese proceso extraño en el que besamos sapos esperando que se transformen en otra cosa y lo único que consguimos es tener la boca llena de verrugas…
Y SEGUIMOS SONRIENDO…EL PRÓXIMO NO NOS FALLA.

No es extraño oír dentro del consultorio frases como:

JUEGO DE ESPEJOS

En este tiempo lo pasé cambiando, rediseñando, reordenando, realineando lo único sobre lo que tengo auténtico poder. YO MISMA.

Especialmente los últimos 5 meses han sido de observación profunda y directa de la imagen.
Cuál? La que tenemos de nosotros mismos.
Nos miramos en el espejo distorsionado de nuestra memoria, de nuestros miedos, de nuestras creencias
(Y cuando digo “nuestras” no sé si es correcto, porque no sé si nosotras las tenemos o ellas nos tienen, si son elegidas o impuestas, creídas o acatadas, si las elegimos o las padecemos)
Nuestras miserias, nuestros “glamoures” (y acá que refiero a la acepción metafísica, es decir a los cúmulos de energía emitidos por nuestro ego que nos envuelve y no entrega una imagen de nosotros mismos) .
En conclusión el espejo suele reflejarlo todo…menos quienes somos.
Algunos ven una imagen minimizada, oscura o dolorosa, avergonzante o insuficiente y la vergüenza nos impide que podamos empezar la búsqueda clara y límpida de la mejor versión de nosotros mismos.
Otros ven una imagen bella, llena de ornatos, iluminada, casi hipnótica que sellamos a cal y canto y nuestro encantamiento nos impide que podamos empezar la búsqueda clara y límpida de la mejor versión de nosotros mismos.

PARADÓJICO?…
HUMANO

Hoy , la reflexión orbita justamente sobre esta imagen. Tal vez porque ya se ha dicho mucho sobre cómo comunicarse con una imagen deteriorada, pero poco sobre cómo se completa el proceso.

Con los años de trabajo he notado que esta imagen recientemente reconstruida y brillante hasta el hipnotismo es bastante común en algunos de los que transitamos el camino de la espiritualidad. Es característico de caminos que se recorren superficialmente, o en solitario sin ningún tipo de guía (permanente u ocasional), los coleccionistas de Maestrías, los que declaran el “Conócete a ti mismo” sin más convicción de buscar hasta verse bonitos dejando la sustancia de la sentencia al filo de la boca y al borde del espejo.
No se interioriza.

Habitados por una serie de teorías de autoaceptación y autoreconocimiento, reconstruimos nuestros egos a veces sumamente dañados por los años de educación y desvalorización (algo deseable y admirable) pero luego convertimos este nuevo ego en nuestro becerro de oro y nos negamos a renunciar a él.
Nos ha hecho sentir tan bien, ha sanado tantas heridas, ha resultado tan dulce, que pensar en dejarlo atrás frente a un camino que conduce a lo desconocido simplemente no parece inconcebible.
Sin embargo, todos intuimos en nuestro fuero íntimo, que hay más para hacer, más para explorar, que esta primera reconstrucción es como un puente provisorio que tendemos para poder hacer camino hacia algo mayor y mejor. Apenas una 1º fase.
Pero es evidente que apenas estamos la escalada al interior de nosotros mismos y que el camino se presenta ríspido, sombrío porque aún no hemos “echado luz” sobre él y peligroso porque nos lleva hasta puntos completamente desconocidos. Esta recién alcanzada meseta nos ofrece, en cambio, el brillo de nuestro reciente descubrimiento sobre nosotros mismos y la satisfacción de un encuentro amoroso con nuestro estar siendo que nos distingue del común de la gente, y nos devuelve una imagen de nosotros mismos brillante y llena de orgullo.
Somos Dios en manifestación, buenos por naturaleza, nobles, esperanzados, racionales, asertivos, íntegros, semi mitológicos, y sobre todo somos muy, muy humildes, no nos estamos ensalzando, nos estamos reconociendo.
Está mal?
NO.
Pero está incompleto. Este estadio es apenas la dosis de alimento necesaria para emprender el verdadero camino, nuestra zona no iluminada está esperándonos, repleta de verdades, de realidades y de dones en forma de desafíos y enseñanzas que nos darán una consciencia más real sobre quiénes somos y quienes podemos llegar a ser.
Peor es oscura, es atemorizante, es agobiantemente estrecha, hay cada vez menos espacio para la distracción… y aquí a donde hemos llegado se está tan bien.
Y así, sin siquiera notarlo, luego de haber hecho tantos y tan altos esfuerzos hemos terminado en una nueva zona de confort, más espaciosa, más luminosa, más limpia, más compleja, más racional…pero zona de confort al fin.
Algunos de nosotros pasaremos el resto de nuestras vidas redecorando y moviendo los muebles de nuestra zona convencidos de que eso es avanzar, de que tenemos la llave a la mejor versión de nosotros mismos, peo sin atrevernos a salir de ella convencidos de que somos ya muy superiores a quienes ni siquiera han llegado hasta acá.
Para poder hacerlo es necesario dedicarse a seleccionar sólo a aquellas personas, voces, informaciones, relaciones y opiniones que validen nuestra idea de nosotros mismos. De cómo SOMOS, porque SOMOS ASÍ, y eso es un hecho inamovible e indiscutible.

SI?
Un hecho es que vos estás leyendo estas palabras, si pasara alguien a tu lado en este preciso instante podría certificarlo.
Si le pregunto a tu madre quién sos me va a dar una respuesta diferente de la que me dará tu pareja, o tu jefe, o tu mejor amigo…

CUANDO DEFINIMOS EL “YO SOY” EN LA ESPACIO TEMPORALIDAD NO HACEMOS OTRA COSA MÁS QUE SACARA UNA FOTOGRAFÍA DE UN MOMENTO Y UN MODO DE VERNOS.
UNA OPINIÓN CON FECHA DE CADUCIDAD INMEDIATA. … LO QUE “REALMENTE SOMOS” ES MUCHO, MUCHO, MÁS… Y MUY DISTINTO.

Hace unos días, conversando con alguien a quien admiro por sus palabras y sus criterios me dijo sin sombra de dudas:
-Yo soy así, y no voy a cambiar-
Lo dijo con los modos iluminados de convicción, fijos en un espacio en su mente lleno de orgullo y seguridad… y todo lo que yo podía escuchar es la perdida de futuros posibles y “Ser” diferentes, en aras de un futuro rígido, sostenido a fuerza de seleccionar sólo lo que se ajusta a él, empequeñecido por la rigidez que toma con el paso del tiempo.
Y todo por quedarse en una primera instancia que, sí, es maravillosa. Por no buscarse más allá de su primera victoria, por no permanecer en estado de conciencia activa abierto a nuevas posibilidades de Ser…

Porque ESA es trampa… la de perdernos la posibilidad de escalar más altos en nosotros mismos y recibir luz directamente del sol de nuestra verdadera presencia “YO SOY”.

Porque este Ser que apenas vislumbramos y que nos parece tan deslumbrante, es apenas un puente que nos ayuda a sortear el obstáculo de nuestra falta de amor hacia nosotros mismos, nuestros juicios de minusvalía inculcados y forjados a través de nuestros condicionamiento; para poder tener la fuerza y la presencia necesarias para poder iniciar el verdadero camino, en que nos muestre la mejor versión de nosotros mismos, el que no enseñe un estado de conciencia y búsqueda permanente de ella.
Pero en vez de esto, dejamos nuestra zona de sombras intacta y queremos ocultarla con un juego de espejos, que invariablemente incluye el autoengaño y la mentira. Nos hacemos expertos en mentiras sobre mentiras, construcciones sobre construcciones, ocultamientos sobre ocultamientos, parcialidades sobre parcialidades convirtiéndonos en una estructura siempre en riesgo, siempre sobre compensada, siempre al borde del derrumbe…

Y SIEMPRE AGOTADA.

Cada vez que una persona llega a mi consulta y empieza con :
…”NO SÉ QUE PASA QUE ESTOY TAN CANSADO/A” yo empiezo a preguntarme qué clase de estructura sobre compensada estará sosteniendo y qué tan grande es. Casi invariablemente se traduce en el cuerpo, en su postura a nivel esqueleto, y en su funcionalidad a nivel nervioso.

En resumen esto no es, no puede ser otra cosa viniendo de El Registro, más que una invitación,  y es mi deseo que aceptes esta invitación de la Gracia Divina a mirar con confianza lo que vos CREES hoy que es tu zona más oscura…
Serás más sabio y más rico y estarás más en contacto con tu verdad divina si lo haces con amor, sabiduría y la convicción de tu ideal de vos mismos.

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.

APRENDER A AMAR

De los verbos posibles ninguno es tan difícil de conjugar como el de “Amar”

Dar y recibir amor es un arte que se aprende por ensayo y error, y muchas veces con los ojos cubiertos de sal.
El inconsciente colectivo otorga al amor características muy definidas.
Es intempestivo, irrefrenable, tormentoso, cegador, subversivo. Bloquea la razón nublando juicio e incapacitando al individuo a tomar decisiones de provecho.

Se le han dedicado canciones gimientes, letras ensangrentadas, ríos de papel y tinta en el pasado, y actualmente miles de billones de bit de información.
Visto bajo esa luz parece más el virus del Ébola que un sentimiento divino, nacido de lo mejor de nuestra naturaleza y destinado, justamente por eso, a reencontrarnos con la divinidad.

Sin embargo eso que se describe popularmente no se relaciona tanto con el amor como

UN MANTO DE AMOR

Hace tiempo comprendí que la raíz misma de mi trabajo es nada más (Y NADA MENOS!!!) que

EL AMOR

El Amor que se da, el que se recibe, el romántico, el universal, el visible, el invisible, el real, el ilusorio.
Cientos de pequeñas y grandes experiencias personales me habían traído hasta este momento.
Y si bien es “EL TEMA” de fondo de cada consulta, incluso éstas lo habían abordado con mayor intensidad que nunca.
La más reciente, la última de la tarde fue el detonante final. La pareja de una amiga me había pedido una consulta.

Un hombre extremadamente culto, extremadamente inteligente y extremadamente escéptico con quién más de una vez hemos disfrutado de “afilar” ideas declarando empate el 98% de las veces.
Cuando le pregunté por qué conmigo después de habernos “combatido” y diseccionado tanto me dijo justamente por eso, “porque confío”. Y me lleno de honra.

La entrevista no fue fácil.
Casi dos horas  fueron entre argumentaciones antes que yo decidiera empezar a trabajar, sin embargo cuando empezamos él comprometió en el trabajo todas sus capacidades y se entregó con confianza absoluta, lo que resultó en una experiencia enriquecedora para ambos y muy intensa desde lo emocional.
A pedido suyo,mi amiga lo vino a buscar al final de la sesión. Ofrecí café y aceptaron.

Se hizo un silencio y de pronto, sin motivo aparente él la abrazó y le dijo “GRACIAS”. Inmediatamente empezó a hablar como si no pudiera frenar sus palabras sincerando frente a ella su corazón.

Yo me “escondí” en la cocina; era evidente que la sesión no había terminado para él, pero yo no tenía participación alguna en esa  conclusión.
No habíamos trabajado el aspecto “pareja” específicamente,  pero él fue capaz de extender todos los insight y todos los aprendizajes logrados a cada área de su vida.
La sanación Akáshica hizo el resto y él fue capaz de abrirse a la completa magnitud de su Amor que incluía, por supuesto, el Amor a su pareja.
Se fueron agradeciendo algo que yo habia catalizado, si, pero no había hecho, sino él y el Amor que pudo permitirse desplegar, sentir, hacer acto, y yo me quedé maravillada por el privilegio de presenciar ciertos milagros, por la maravilla de derivaciones que mi trabajo puede generar.

A muchos de nosotros este camino, cuando se abraza con entrega absoluta, le demanda soledad.
Tenemos mucho que hacer, mucho que aprender, mucho que dar, mucho que comprender, mucho que reconocer, mucho que recibir, pero a veces no tenemos nada que ofrecer a un “otro” específico.
Hay miles de aspectos en la construcción Amorosa y el de “pareja” es sólo uno de ellos, pero EL AMOR se vive de múltiples modos y se recibe y se da de otros tantos.
Puede ser que en el transcurso de nuestro recorrido veamos que quedan de lado muchas de nuestras fantasías y aspiraciones.
Pero lo hemos elegido a consciencia y hemos aceptado sus particularidades y todos los aspectos que lo componen, con lo que sea que esto signifique para cada uso de nosotros.

EL AMOR NO ESTÁ…

ES

Y NO HAY SOLEDAD EN EL AMOR…

Hay soledad en la idea de que sólo hay un tipo de Amor y que incluso éste sólo tiene los aspectos que se le han definido socialmente.
Sólo hay soledad en la creencia de que no “tener” esa clase de Amor a nuestro lado nos minimiza como individuos y nos deja “incompletos”
Y esto no significa que nuestra aspiración a “ser de a dos” no sea válida, sino que no puede definirnos como Seres.

Cada paso en el camino es AMOR, cada gesto, cada entrega.

Es Amor incluso el dolor que nos provoca no acceder a aquel Amor al que aspiramos.
Esto es la dualidad.
En esta dimensión, la luz proyecta sombras.

Durante nuestras vidas llegarán personas y partirán. Porque elegimos que así sea.
Cada una nos habrá dado, nos habrá nutrido. Cada una nos habrá recibido y se habrá nutrido.
Algunos se quedarán más tiempo, otros partirán en seguida.
A veces no tendremos lo que hace falta ofrecer para hacerles la estadía grata,  y otras no tendrán nada que ofrecernos para que los recibamos por largo tiempo.
Pero a todos nos es dado Amar.
De todos los modos posibles… incluso los inesperados, los impensables. Y a todos nos es dado gozar de ese Amor, aprender de él e incluso dolernos con su partida, porque aspiramos a la perfección, pero somos humanos.


Abracemos el inmenso Amor que se derrama para cada unos de nosotros
desde la Gracias Divina, consustanciémonos con él.
No lo condicionemos, no lo limitemos, pero tampoco lo forcemos ni lo detengamos.
Dejémonos sorprender por la Bendición de obtener más de lo que esperamos
aún cuando no es nada de lo que fantaseamos.

Benditos sean todos y cada uno de aquellos que han pasado por nuestras vidas.
Benditos sean todos y cada uno de aquellos que se han quedado en nuestras vidas.
Benditos sean todos y cada uno de aquellos que están por llegar a nuestras vidas.

Miremos con Amor, vivamos con Amor, semos Amor y verán el Amor brotar
como flores en el más gris y estéril de los desiertos.

Que las sagradas energías que se entregan a la tierra
llenen nuestros corazones y nuestras almas del más perfecto Amor ,
y de la valentía y la claridad necesarias para vivirlo.

Usted tiene el permiso de republicar este artículo o cualquiera de sus partes sin modiicaciones,
y
en tanto incluya un vínculo de retorno a esta página,
gracias a una licencia de Creative Commons
.
NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Namasté.