La noche del 23 de junio a las 00.00 de todos los años se celebra la “noche de San Juan” y miles de hogueras adornan esta noche en muchas partes del mundo.

El origen de esta tradición es pagano -y mucho más antiguo que su celebración cristiana- y se basaba en la conmemoración de la llegada del día más largo del año, con el solsticio de verano en el hemisferio norte,  (y el más corto en el hemisferio sur) y con un gran arraigo en países como España, Portugal, Noruega, Suecia, Finlandia o Dinamarca.

Para conmemorar el día más largo del año,
lo tradicional era encender hogueras para purificar el Sol y la Tierra.

Una vez que nació el cristianismo, muchas tradiciones paganas fueron absorbidas por el calendario cristiano, y esta conmemoración fue asociada a un evento puramente cristiano: el nacimiento de San Juan Bautista que, según la Biblia, tuvo lugar el 24 de junio.
La Iglesia celebra tres cumpleaños en el año, el de Jesús, el de María y el de san Juan Bautista. La causa es que estos tres nacimientos se produjeron sin la mácula del pecado original. La devoción ha establecido la creencia (aunque no ha sido afirmado dogmáticamente) de que San Juan quedó limpio del pecado original en el vientre materno cuando “saltó de alegría” al escuchar la voz de María (Lucas 1:44).
El cumpleaños de San Juan se celebra el 24 de junio, tres meses después de la Anunciación y seis meses antes del nacimiento de Cristo.

Es el santo más festejado en toda Europa, y uno de los Santos más importantes para los cristianos ya que se le considera el precursor de Jesucristo.
En sus orígenes fue una adaptación del culto pagano a las enseñanzas de la Biblia y basadas en la gran hoguera que Zacarías encendió tras el nacimiento de su hijo Juan.

GENEALOGÍA PAGANA

hoguera-fuego28129

-En la cultura celta los druidas celebraban la llegada del solsticio de verano encendiendo grandes hogueras, buscando la bendición de tierras, hombres y ganado.

-Los griegos encendían hogueras purificadoras en honor a Apolo el dios del sol y de la luz. Los romanos dedicaron a su diosa Minerva unas fiestas con el fuego como protagonista.

-En México, los guerreros aztecas realizaban rituales de culto al sol para que el fuego ayudara a la tierra y hombres a obtener buenas cosechas.

-Los bereberes del norte de Marruecos y Argelia encienden desde hace siglos, hogueras en las plazas de los pueblos y lugares que necesitan ser purificados.

-Para la tradición hindú el solsticio de verano representa la vía de los ancestros. Las cenizas de las hogueras se guardaban todo el año.

Tras la cristianización de esta fiesta, la noche del 23 al 24 de junio se convierte en una noche santa, sagrada y de purificación, sin abandonar por eso su aura mágica y pagana. Se festeja como la noche más mágica del año se relaciona con la liberación, la liviandad, el soltar, purificar y dejar ir, en todos los planos y aspectos del individuo.

LOS SÍMBOLOS

El fuego es una de los tres símbolos en que se basan los rituales ancestrales de esta noche, y, que aún persisten. Es el elemento purificador que nos libra de la mala suerte y de todo lo que queremos dejar atrás.
El agua es el segundo símbolo de San Juan, se dice que esta noche todas las aguas tienen virtudes curativas, por eso en muchos lugares es costumbre bañarse en el mar o el rio. Las hierbas es el tercer elemento, se cree que las plantas multiplican sus propiedades curativas esta noche.

EL RITO

TOMMY INGBERG Verticales (26)No hace falta que te enredes en ritos complicados, o que viajes a los centros del mundo en los que se prenden grandes fogatas rituales.
Un pequeño fuego, una brasa encendida, un momento de auténtica presencia, una revisión honesta y exhaustiva de todo aquello que ya no necesitás en tu vida (desde ropa hasta hábitos y certezas) y el inicio del hacer.

-Donar todo lo que sea reutilizable para que encuentre a su genuino dueño.
-Deshacerte de todo lo que no sirve para nada para declarar con hechos que estás dispuest@ a no acumular basura para sentirte completo.
-Y una lista de todo aquello no material de lo que querés deshacerte:

Emociones
Creencias
Hábitos
Certezas
Relaciones
Pensamientos…

TODO lo que reconozcas como tóxico en tu vida, y quemando la lista en tu pequeña hoguera como símbolo del inicio de un genuino proceso de liberación.
-Un vaso con agua en la que cargues todos los buenos propósitos para tu vida para beberlo lentamente luego de quemar lo que ya no sirve.
Esto es todo lo que necesitás para que la energía de esta noche servirá como potenciador y motor de esa declaración y esas intenciones:

 

¡NO PIERDAS LA OPORTUNIDAD!!

 

 

(Algunos datos compilados de la Web)