Llegué a Daniela a través de un amigo en común que me pasó la recomendación hace un par de años.
La primera vez fui para hacer el curso de lectura de Registros Akáshicos. No sabía muy bien que esperar, pero me lleve una muy grata sorpresa.
Dani me recibió con mucha calidez y me fue guiando a través del proceso de aprendizaje con mucha paciencia y dedicación.
Posteriormente fui dos veces más para lecturas de registros y siempre que voy salgo muy contenta, con las respuestas que buscaba y siempre con el consejo justo.